La microbiota intestinal podría ser clave para mejorar el tratamiento del cáncer de esófago

La microbiota intestinal podría ser clave para mejorar el tratamiento del cáncer de esófago
24 de octubre de 2018 EUROPA PRESS/UNIVERSIDAD PABLO DE OLAVIDE

MADRID, 24 Oct. (EUROPA PRESS) -

La microbiota esofágica puede ayudar a mejorar el diagnóstico y el tratamiento del cáncer de esófago, según los resultados de un estudio. Investigadores de Italia dirigidos por el profesor Cammarota han encontrado un patrón único de microbios que viven en el esófago de personas con cáncer de esófago o esófago de Barrett, que podrían usarse para identificar personas en riesgo y allanar el camino para nuevos tipos de tratamiento en el futuro.

En la exposición del trabajo en la 'UEG Week 2018', que se celebra en Viena, Austria, el investigador principal, Loris Riccardo Lopetuso, de la Universidad Católica de Roma, Italia, explicará: "A pesar de la introducción de terapias novedosas como la cirugía, la quimioterapia y la radioterapia, el pronóstico para las personas con cáncer de esófago sigue siendo deficiente. Necesitamos desarrollar una mejor comprensión de lo que hace que las células esofágicas normales se vuelvan malignas para que podamos encontrar individuos en riesgo lo antes posible y desarrollar estrategias terapéuticas alternativas".

El cáncer de esófago es el octavo cáncer más común en todo el mundo y la sexta causa más frecuente de muerte relacionada con el cáncer. La mayoría de las personas presentan una patología establecida, por lo que las tasas de mortalidad son altas en la mayoría de los países. Los factores de riesgo conocidos incluyen la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE), obesidad, tabaquismo, bajo consumo de frutas/vegetales y consumo de alcohol, pero se cree que hay otros factores, incluida la microbiota del tracto digestivo superior.

FIRMA MICROBIANA ÚNICA PARA EL CÁNCER DE ESÓFAGO

En este estudio, los investigadores intentaron caracterizar la composición de la microbiota esofágica en pacientes con cáncer esofágico en comparación con los pacientes con esófago de Barrett y un grupo de control de personas sin evidencia de la enfermedad. Se analizaron muestras de biopsia de seis pacientes recién diagnosticados con cáncer de esófago, diez con esófago de Barrett y diez controles para determinar la composición de la microbiota.

Se informó de un mayor nivel de diversidad bacteriana en pacientes con cáncer esofágico en comparación con los controles; hubo una abundancia relativa de 'Bacteroidetes' y una escasez relativa de 'Firmicutes' (diferentes categorías de microbiota) en los pacientes con cáncer esofágico en comparación con los controles. También hubo niveles más bajos de estreptococos y niveles más altos de 'Veillonella', 'Porphyromonas' y 'Prevotella' (diferentes tipos de bacterias) en los pacientes con cáncer esofágico frente a los pacientes con esófago de Barrett y los controles.

"Estos resultados indican que existe una firma microbiana única para el cáncer de esófago que podría representar un factor de riesgo para esta enfermedad --destaca el doctor Lopetuso--. Si estos hallazgos se confirman en nuestros análisis adicionales, es posible imaginar herramientas diagnósticas y terapéuticas innovadoras para ayudarnos a manejar esta patología con más éxito".

Contador