18 de febrero de 2019

Al menos una cuarta parte de los adultos presentan algún síntoma de enfermedad venosa, según informe

MADRID, 18 Feb. (EUROPA PRESS) -

La enfermedad venosa crónica es una de las patologías más frecuentes y prevalentes en la especie humana, y al menos una cuarta parte de los adultos presentan, en mayor o menor grado, algún síntoma, según las Guías de Práctica Clínica en Enfermedad Venosa Crónica, publicadas en 2015.

Por esta razón, Laboratorios Servier, la Sociedad Española Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV) y el Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) han celebrado, en Madrid, la V edición del Curso de Actualización en Patología Venosa (Academia de la Vena), para tratar los aspectos fundamentales de la enfermedad.

El encuentro tiene como objetivo formar a los profesionales sanitarios a través de guías de práctica clínica internacionales, así como evidencia científica. "Con este proyecto, buscamos ofrecer una formación de excelencia para los residentes que van a terminar sus estudios. Dada la alta prevalencia de esta patología, consideramos que cuanto más formados estén nuestros residentes, mejor tratamiento podremos aportar a los pacientes", asegura Javier Álvarez, director del curso.

Asimismo, desde la SEACV hacen hincapié en la necesidad de formar a los residentes de cirugía vascular en la patología venosa, pues las cifras de prevalencia de esta enfermedad son bastante elevadas. "Algunos servicios de cirugía vascular docentes no tienen implantadas todas las técnicas actuales disponibles, a pesar de dedicar mucho esfuerzo en implantarlas. Sea por un motivo u otro, pueden existir desequilibrios formativos", afirma Rodrigo Rial, especialista del Servicio de Angiología y Cirugía Vascular del Hospital Clínico San Carlos.

Por su parte, el presidente del Capítulo Español de Flebología y Linfología, Fidel Fernández Quesada, asegura que en el campo de la medicina, la adquisición de nuevos conocimientos "es una constante durante todo el desarrollo profesional, y la formación postgraduada tiene una importancia vital, por lo que la colaboración de la industria y la Administración, vehiculizada a través de las sociedades científicas, tiene un papel fundamental".