20 de noviembre de 2014

Médicos sin Fronteras avisa de la necesidad de implementar estrategias comunitarias para combatir el VIH

MADRID, 20 Nov. (EUROPA PRESS) -

Médicos sin Fronteras (MSF) ha avisado de la necesidad de implementar estrategias comunitarias para combatir el VIH ya que, tal y como ha lamentado, de lo contrario no se podrá "cerrar la brecha" entre la atención médica de las personas con VIH y el acceso al tratamiento antirretroviral (ARV), como así lo ha pedido ONUSIDA.

Y es que, tal y como ha recordado, la experiencia ha "demostrado" que los enfoques comunitarios facilitan el acceso a los ARVs y reducen el coste por paciente. "Estos enfoques son clave ya que contribuyen a que más personas reciban tratamiento, se consiga una mayor adherencia a los mismos y por consiguiente se reduzca la transmisión de la epidemia", ha apostillado la organización con motivo de la celebración, el próximo 1 de diciembre, del Día Mundial del Sida.

Aunque estas estrategias cuentan con el respaldo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y ONUSIDA, su implementación a gran escala aún no se ha llevado a cabo, ya que, tal y como ha insistido, "no se ha propiciado un cambio" que empodere a las comunidades considerándolas como actores fundamentales en la lucha contra el sida, en vez de como meros receptores de los servicios de salud.

"El aumento de los tratamientos del VIH no puede producirse si los planteamientos actuales no cambian. La línea actual dista mucho de aceptar las nuevas estrategias que desde hace años vienen demostrando su eficacia y efectividad", ha apostillado el referente de VIH/sida de MSF, Eric Goemaere.

LOS PROYECTOS PILOTOS HAN TENIDO "MUY BUENOS RESULTADOS"

De hecho, prosigue, las estrategias comunitarias han demostrado una adherencia al tratamiento de hasta un 90 por ciento en modelos como Sudáfrica, Malaui, Mozambique, Zimbabue y Kenya. Además, proyectos pilotos desarrollados en África Central y del Oeste, zonas con baja respuesta frente al VIH, como es el caso de República Democrática del Congo (RDC) y Guinea, han confirmado "muy buenos resultados" para los pacientes.

No obstante, MSF ha denunciado que las autoridades pertinentes no estén proporcionando "ni el apoyo, ni los fondos necesarios" para que estas nuevas estrategias funcionen. Por ejemplo, los promotores comunitarios en materia de VIH y tuberculosis (TB) no cuentan con el reconocimiento ni los fondos para llevar a cabo sus funciones.

Además, prosigue, la existencia de normativas que "limitan" el suministro de medicamentos a la toma necesaria para un mes por paciente "reduce considerablemente" los beneficios de estos modelos. Asimismo, MSF ha denunciado que los gobiernos no estén dando pasos "contundentes" a la hora de delegar funciones y responsabilidades en los pacientes para que manejen su propia enfermedad, lo que afecta directamente a la distribución de tratamientos y el acceso a las pruebas del VIH dentro de la comunidad.

"Los modelos comunitarios implican un fuerte compromiso por parte de las personas seropositivas y las organizaciones de la sociedad civil. No obstante, se sigue observando una disminución en la financiación de estos modelos, perjudicando, en concreto, al beneficio del propio paciente y, en general, a la lucha contra la epidemia del VIH. Éste es el eslabón perdido en la respuesta actual crisis del VIH", ha aseverado la coordinadora de asuntos humanitarios sobre VIH en MSF, Amanda Banda.

Para leer más