10 de marzo de 2011

Los médicos de familia reivindican su papel en el tratamiento de la patología renal

BARCELONA, 10 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) ha destacado este jueves el papel de estos facultativos en la prevención y control de enfermedades renales, con motivo de la celebración del Día Mundial del Riñón.

En esta línea, recuerda que el control de patologías como la diabetes o la hipertensión es fundamental para evitar el daño en órganos diana, como son los riñones.

El responsable del Grupo de Urología de la SEMG, Antonio Fernández-Pro, ha destacado que "los pacientes afectados por diabetes e hipertensión entran en un programa de control dirigido por su médico de familia en el cual se incluyen pruebas para descubrir o descartar la existencia de complicaciones de estas patologías como puede ser una afección renal".

Últimas investigaciones indican que la diabetes acompañada por hipertensión, entre otros factores como la herencia o la dieta, conducen a la enfermedad renal y, por ello, desde el Instituto Nacional del Corazón, Pulmón y Sangre de Estados Unidos se recomienda que las personas diabéticas mantengan su presión arterial por debajo de 130/80.

Mediante pruebas periódicas se vigila y controla al paciente enfermo "con el fin de conocer la evolución que tienen sus órganos y saber si existe un deterioro en su funcionamiento por la acción directa de la enfermedad", ha apuntado Fernández-Pro.