24 de septiembre de 2015

Medicamentos experimentales ayudan al sistema inmunitario contra el cáncer

   MADRID, 24 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de 'Cancer Research UK', en Reino Unido, han demostrado que una clase de tratamientos con fármacos experimentales ya en ensayos clínicos podría ayudar al sistema inmunológico del cuerpo a combatir el cáncer, según un artículo sobre su trabajo que se publica este jueves en la revista 'Cell'.

   Los científicos de esta investigación revelan que una proteína llamada quinasa de adhesión focal (FAK, por sus siglas en inglés), que a menudo se produce en exceso en los tumores, permite a las células cancerosas eludir los ataques del sistema inmune.

   La FAK normalmente envía señales para ayudar a las células sanas a crecer y moverse. Pero los investigadores descubrieron que juega un papel diferente en las células cancerosas, modificando la naturaleza del sistema inmunológico y, por lo tanto, protegen a las células del cáncer en lugar de destruirlas.

   A continuación, estos expertos mostraron que el uso de un inhibidor experimental de la FAK impidió este cambio en el sistema inmune, permitiendo que las células cancerosas sean tratadas como una amenaza. Esto proporciona un potencial nuevo uso inesperado para los fármacos inhibidores de la FAK existentes.

   La investigación se realizó en ratones con una forma de cáncer de piel llamada carcinoma de células escamosas, pero es probable que funcione también en otros tipos de tumores. Los resultados demostraron que los tumores desaparecieron completamente cuando se dio a los ratones los inhibidores de la FAK.

   "La FAK es secuestrada por las células cancerosas para protegerse del sistema inmunológico. Esta apasionante investigación revela que mediante el bloqueo de la FAK hemos encontrado una nueva manera prometedora de ayudar al sistema inmunitario a reconocer el cáncer y luchar contra él", subraya uno de los autores, Alan Serrels, del Centro de Investigación del Cáncer de la Universidad de Edimburgo.

   "El medicamento en este estudio ya está en ensayos clínicos en fase inicial y potencialmente podría ser un excelente complemento para los tratamientos de inmunoterapia existentes. Como funciona dentro de las células tumorales en lugar de influir directamente en las células inmunes, podría ofrecer una manera de reducir los efectos secundarios de los tratamientos que aprovechan el poder del sistema inmune contra el cáncer", añade.

Para leer más