14 de junio de 2012

Más de la mitad de los pacientes con dolor neuropático no puede llevar una vida normal pese al tratamiento

MADRID, 14 Jun. (EUROPA PRESS) -

Más de la mitad de los pacientes con dolor neuropático, concretamente un 52 por ciento de los mismos, no puede llevar una vida normal pese al tratamiento, según una investigación presentada en el XXXII Congreso de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (semFYC) que se celebra estos días en Bilbao.

Las personas con esta afección sufren trastornos del sueño en un 63,10 por ciento de los casos, depresión en un 36,02 por ciento de las ocasiones y ansiedad en un 44,66 por ciento de las veces, según datos del estudio. Todo ello, "afecta a la calidad de vida de estas personas", señalan.

Pese a los avances más recientes, el dolor neuropático "continúa siendo una causa importante de sufrimiento e, incluso, puede llegar a ser incapacitante", explica el coautor principal del estudio y miembro del Grupo de Trabajo de Enfermedades Reumatológicas de semFYC, el doctor Alejandro Tejedor. Esto ha sucedido, a pesar de las innovaciones "en fisiopatología y tratamientos de la enfermedad", subraya.

El origen se encuentra en una disfunción o lesión del sistema nervioso central o periférico, la cual la sufren más de dos millones de personas en España. Concretamente, "el 60 por ciento de ellas son mujeres que ya han superado los 50 años de edad", indican los investigadores.

En cuanto al diagnóstico del dolor neuropático, este se retrasa en el tiempo porque "la mayoría de los pacientes desconocen que tipo de dolor tienen", explican. Por ello, considera que "es preciso ayudar a la población a identificar y reconocer los síntomas".

Además, es necesario estudiar "la historia clínica detallada del paciente y la exploración física, y realizar unas pruebas complementarias adecuadas", asevera. Así se consigue "individualizar el tratamiento", concluye.