3 de agosto de 2015

Más de 70.000 niños nacidos en el brote de ébola en Liberia están en riesgo de exclusión si no son registrados

MADRID, 3 Ago. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) ha advertido este viernes que más de 70.000 niños nacidos durante el brote de ébola en Liberia se encuentran en riesgo de exclusión si no son registrados.

"Los niños que no tienen registrado su nacimiento de forma oficial no existen", ha alertado en un comunicado el representante de UNICEF en Liberia, Sheldon Yett. Al no ser registrados, no podrán obtener documentos de identidad que le otorguen la ciudadanía y, por tanto, no podrán acceder a los servicios sociales y sanitarios básicos, lo que les conducirá a la marginación.

Yett ha criticado que ningún niño debería prescindir de estos derechos fundamentales, y menos aún cuando lo único que se lo impide es que no estén registrados. "No podemos y nunca deberíamos dejar que ocurriera", ha denunciado. Además, ha explicado que de sin papeles "correrán el peligro de ser objeto de tráfico de personas o de adopciones ilegales".

De acuerdo a los datos ofrecidos por el Ministerio de Salud de Liberia, los registros de nacimientos durante el brote en 2014 y 2015 se han visto reducidos drásticamente a niveles de antes de la crisis de la enfermedad, cuando UNICEF ayudó a incrementar el registro de nacimientos del 4 por ciento --por entonces la segunda tasa más baja del mundo- al 25 por ciento en 2013.

En ese año, se documentaron 79.000 nacimientos. Sin embargo, en 2014, el número de registros cayó a 48.000, lo que supuso un descenso del 39 por ciento con respecto a 2013. La principal causa fue que muchos centros médicos habían cerrado o habían disminuido sus servicios debido a la necesidad de responder al ébola. Los datos no parecen más esperanzadores para 2015: entre enero y mayo de tan solo se habían documentado 700 nacimientos.

LOS NIÑOS SON EL FUTURO

"Los niños son el futuro de Liberia. No podemos poner en peligro su futuro dejándolos sin registrar", ha afirmado la ministro de Salud de Liberia, Bernice Dahn. "Tenemos que ampliar los esfuerzos para eliminar el retraso de registros y alcanzar los niveles de antes del brote del ébola", ha asegurado.

Asimismo, ha añadido que el Ejecutivo de Liberia está trabajando con UNICEF y otros socios en una campaña nacional de registros para finales de 2015 con el objetivo de lograr que todos los niños sin documentar en 2014 y 2015 sean registrados.

El fondo de Naciones Unidas está ayudando al Gobierno de Monrovia en el registro de niños para evitar que queden en una situación vulnerable ante la marginación y la exclusión. Lo está apoyando en su reforma de los sistemas de registro y ayudará en el entrenamiento, la logística, y en actividades de divulgación.

No sería la primera vez que se aplicaría la iniciativa de una campaña de registro. En la vecina Sierra Leona, donde la emergencia de ébola debilitó las ya frágiles infraestructuras sanitarias, aproximadamente 250.000 niños se registraron durante una reciente campaña de cinco días de registro de nacimientos y vacunación contra la polio.