26 de abril de 2006

Más de 6.000 pediatras repartirán cuadernillos prácticos con consejos para ayudar a los padres para educar a sus hijos

Cincuenta mil copias del primer folleto de Escuela de Padres se distribuirá en centros de salud de toda España

MADRID, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

Más de seis mil pediatras de todo el país van a repartir en las consultas de Atención Primaria de los centros de salud una colección de cuadernillos que, bajo el nombre genérico de "Escuela de padres" y elaborado por psicólogos y pediatras, recogerá consejos prácticos para ayudar a padres y madres en la educación de sus hijos de cero a tres años.

Los cuadernillos, una iniciativa editorial de Eryplast de Lutsine Laboratoires Dermatologiques, pretenden servir de ayuda los padres a entender cuál es el comportamiento de los niños, identificar metas y ofrecer unas reglas o consejos de actuación ante diferentes cuestiones.

Los contenidos, realizados por Ángela Bartolomé, psicóloga y especialista en diagnóstico, orientación y tratamiento clínico y escolar, además de aportar datos teóricos basados en la experiencia,ofrece una serie de ejemplos que ilustran a la perfección las situaciones más cotidianas de una familia en las que el comportamiento de los hijos puede crear frustración en sus progenitores y ofrece las herramientas para que los propios padres lleguen a las soluciones más adecuadas a cada conflicto.

"Aquí proponemos unos principios y unos modelos que pueden sercomunes para la mayoría de los niños, pero lo difícil es individualizarlas en cada niño y en cada momento. Lo que pretendemos es ofrecer unas herramientas esenciales que sirvan de ayuda para los padres en la educación de sus hijos", explicó.

Entender y educar desde la cuna, cómo aplicar las reglas, la instauración de la disciplina y responsabilidad, y las clavespara mejorar la comunicación son algunos de los aspectos que se irándesgranando en estos folletos de fácil lectura y muy visual. "Cuando un niño nace no viene con un librito de instrucciones debajo del brazo, en el que los padres puedan encontrar fácilmente soluciones para situaciones imprevisibles. "Escuela de Padres" viene a ser ese libro maravilloso, en el que los padres pueden encontrar soluciones a las dudas que se presentan en la educación de sus hijos", explicó hoy en su presentación el pediatra Florencio de Santiago, asesor médico en este proyecto.

Asimismo, con estos cuadernillos, se pretende también ayudar a descubrir cómo debe ser el desarrollo psicológico del niño y cuáles son las motivaciones que le llevan a actuar de una determinada manera. El objetivo inmediato de "Escuela de Padres" es el aprendizaje de normas de comportamiento, ante situaciones concretas, que sirvan para que el niño no supere los límites de lo permitido. El objetivo intermedio es ofrecer a los padres un modelo educativoque evite posiciones ambiguas, permisivas o autoritarias y que les lleve a inculcar unos hábitos de vida saludables (higiene, alimentación, trabajo).

"SER PADRES ES MÁS SENCILLO DE LO QUE PENSAMOS"

Estos expertos consideran que "ser padres es bastante más sencillo de lo que pensamos, lo complicamos porque partimos de premisas erróneas". Reaccionar mal o a destiempo, perder la calma o utilizar sermones, ruegos y amenazas que no sirven de nada si no van acompañadas de hechos son algunos de los errores más comunes que pretenden solventarse con estos libros.

Así, recuerdan que, dependiendo del modelo educacional que se adopte (permisivo, autoritario o sobreprotector), muchas veces sin saberlo, se están fomentando niños responsables o irresponsables, obedientes o desobedientes, respetuosos o irrespetuosos. Además, recuerdan que "la educación de un hijo debe ser compartida por ambos padres y consensuada. Es preciso trazar un proyecto educativo común,ofreciendo al hijo indicaciones claras y no contradictorias, aunque la expresividad y personalidad de cada uno sea diferente".

Para todo ello, los pediatras recuerdan que entre los cero y los tres años es la edad en que comienza el proceso educativo y en la cual hay que sentar las bases para una correcta comunicación entre padres e hijos. La decisión de involucrar a los pediatras en este proyecto se debe a que ellos son el referente más importante para los padres con hijos de esta edad, y a los que frecuentemente les piden consejo, no sólo para valorar la salud física, sino también para describir una actitud o comportamiento de los niños.

Como reconoce el doctor de Santiago, "en la Medicina Primaria Pediátrica es una iniciativa innovadora y necesaria el proponer a los progenitores una Escuela de Padres que ayude a educar a sus hijos" ya que cada vez hay más demanda social de información respecto a la salud, en especial durante la infancia.

Pero, además de abordar aspectos generales de la educación de los más pequeños, estos folletos divulgativos insisten en la puesta en marcha y consolidación de unos hábitos saludables. Durante los tres primeros años deben iniciarse los hábitos de higiene personal (lavado, cepillado de dientes, control de esfínteres, limpieza desu cuarto), alimentación, descanso nocturno, prevención y seguridad.

A partir de los 3 años, un niño debería empezar a consolidar estos hábitos: lavado de cara, manos y baño, limpiar la nariz con pañuelo, limpiarse manos y área genital después de defecar u orinar, vestirse y descalzarse o comer bien en la mesa.

EXCESIVA PERMISIVIDAD

Por otra parte, los pediatras advierten de que los padres españoles tienden a consentir en exceso a sus descendientes, especialmente en los primeros años de vida, "ya sea por un cierto sentimiento de culpa ante la imposibilidad de dedicarles más tiempo o, simplemente, por una mala concepción de cómo educar a sus hijos, y esta actitud no es banal, puesto que determinará en gran parte el desarrollo futuro de algunos problemas que actualmente empiezan a proliferar en los jóvenes españoles".

En este sentido, reconocen que "los padres españoles hemos mejorado mucho en los últimos años en la educación que ofrecemos a nuestros hijos, pero nos falta darle al niño su justa importancia: debe tener reglas y tiene que cumplir normas básicas deconducta", precisan que no siempre la mejor educación es sinónimo de ceder ante los deseos de los más pequeños.

La clave, según los expertos, es que "el niño no debe estar por encima del adulto, y deben ser los padres los que fijen los límites, pero sabiendo cómo hacerlo". Sin embargo, reconocen que el contexto sociolaboral en el que viven la mayor parte de los padres españoles no es más idóneo para favorecer una educación adecuada.

Evitar estos errores y acertar en la educación va a depender, en gran medida, de la instauración de un ambiente de comprensión, diálogo, sinceridad, responsabilidad, empatía, cercanía, confianza y respeto mutuo entre padres e hijos, lo que en definitiva ayuda a establecer un modelo educativo más responsable, recomiendan.