15 de junio de 2009

Más de 300 patologías propias de los animales pueden transmitirse a humanos, según Badiola

El Hospital General de Valencia crea el primer Centro de Diagnóstico Biomédico con una capacidad de producción de 16.800 tubos de muestras

VALENCIA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

El director del Centro de investigación en encefalopatías y enfermedades transmisibles de Zaragoza y presidente del Consejo General de Veterinarios de España, Juan Badiola, cifró hoy en 300 las enfermedades trasmisibles de los animales a las personas y al respecto advirtió de que España, y la Comunidad Valenciana como zona costera muy desarrollada, deben prepararse para detectar precozmente las nuevas patologías infecciosas que llegarán como consecuencia de la globalización. De hecho, consideró que la Salud Pública será el reto sanitario del siglo XXI.

Por eso, felicitó a la Conselleria de Sanidad por crear en el Hospital General de Valencia el primer Centro de Diagnóstico Biomédico de la Comunidad Valenciana (CDB), con capacidad de atender a más de 200 pacientes al día, resolver 1.400 peticiones y producir 16.800 tubos de muestras, según dijo antes pronunciar la conferencia 'Nuevos retos de la patología infecciosa: la importancia del diagnóstico biomédico'.

Al respecto, comentó que la propagación en la actualidad de enfermedades infecciosas de animales a humanos, como la enfermedad de las vacas locas, la gripe aviar o ahora la gripe porcina, es una consecuencia negativa del nuevo mundo que está creando la globalización, con un aumento "tremendo" de la movilidad de las personas y mercancías de todos los lugares del planeta.

Así, constató que la globalización tiene unos beneficios, pero también comporta algunos "inconvenientes como son los riesgos sanitarios", por lo que advirtió de que España y la Comunidad Valenciana por su condición de comunidad costera muy desarrollada, con un puerto y un aeropuerto, "deben tomar preocupaciones para poder detectar precozmente casos".

De hecho, sostuvo que la Salud Pública será "uno de los grandes desafíos de los próximos años del sistema sanitario español" ya que si hasta ahora se había concentrado sobre todo en el tratamientos de enfermedades esporádicas, como el cáncer o los problemas cardiovasculares, ahora "las enfermedades infecciosas vuelven a ser un problema como ya lo fueron".

Así, explicó que existen 300 enfermedades trasmisibles de los animales a las personas en el mundo y que si en España "hemos luchado con unas cuantas ahora nos van a venir unas nuevas y hay que afrontar esta situación".

Por ello, destacó que la integración de todos los servicios y laboratorios con relación entre sí en el CDB (Análisis Clínicos, Hematología y Microbiología) es "una buena idea" y felicitó además al conseller de Sanidad, Manuel Cervera, porque este centro se haga integrado con la Universidad y con la ciencia. "Hoy por hoy el sistema sanitario progresará en tanto en cuanto se acerque más a la ciencia", apuntó Badiola, que recalcó que un buen diagnóstico es "fundamental" porque "si no hay un buen diagnóstico de poco vale lo demás. Lo primeo es saber lo que se tiene para saber que se puede hacer", dijo.

RESPUESTA INTEGRAL

Por su parte, el conseller de Sanidad, Manuel Cervera, explicó que el objetivo de este nuevo Centro de Diagnóstico Biomédico es "conseguir la máxima eficiencia en la gestión de los laboratorios, proporcionando así una respuesta integral al paciente, en el mínimo tiempo posible, con la máxima calidad y con el menor coste".

Para ello, destacó que se ha dotado al Centro de Diagnóstico Biomédico de tecnología punta, tanto en equipamiento como en sistemas de información, con una inversión de 14,4 millones de euros, lo que le permitirá atender a más de 200 pacientes diarios y resolver más de 1.400 peticiones al día. Además, las instalaciones y el nuevo equipamiento proporcionarán una capacidad de producción de 16.800 tubos de muestras analíticas al día.

De este modo, Cervera resaltó que con el CDB, que estará dirigido por Alicia de Miguel, se ha conseguido "un laboratorio único que permite satisfacer de forma eficiente la demanda del ciudadano" y que supone también "un beneficio para los profesionales, pues estarán más involucrados en la toma de decisiones y contarán con los más avanzados sistemas de información para el desarrollo de su actividad clínica". Asimismo, se potenciará la investigación y la docencia con la colaboración de la Universitat de València y con alianzas con la Fundación Investigación Hospital General, el Servicio de Anatomía Patológica y el Servicio de Farmacia.