14 de noviembre de 2014

Más de 18.000 personas piden a Sanidad que incorpore en la cartera un medidor de glucosa sin pinchazos para diabéticos

MADRID, 14 Nov. (EUROPA PRESS) -

Más de 18.000 personas han pedido al Ministerio de Sanidad que incorpore en la cartera de servicios básicos un medidor de glucosa sin pinchazos para diabéticos, un sistema que mejoraría la calidad de vida del paciente y reduciría además el gasto que desembolsan.

La petición la ha iniciado Joaquín García, un ciudadano de Cullera (Valencia), pensionista y con 64 años que lleva más de 42 años pinchándome 5 veces al día. "Es por eso que inicié esta petición, porque quiero que el Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas incluyan, en su cartera de servicios básicos, este tipo de innovaciones que mejorarían mi calidad de vida", explica a Change.org.

En la actualidad Joaquín está gastando unas tres cajas de tiras al mes para medir sus niveles de glucosa. "Cada mes empleo 150 tiras en 150 pinchazos, cuyo precio ronda los 56 euros por caja. En total la seguridad social está pagando más de 162 euros por mi tratamiento cada mes. Con este nuevo método, y utilizando sólo dos pinchazos, podría suponer si tenemos en cuenta el precio de venta al público unos 120 euros de coste", añade.

En su caso, sólo tiene que hacer frente al 10 por ciento de los medicamentos que toma, pero las personas que están en activo tienen que pagar el 40 por ciento, por lo que "el ahorro para ellos también sería interesante".

Entre las personas que apoyan esta petición se encuentra Soledad Rodríguez, quien asegura "estar harta" de ver los dedos de su hija acribillados diez veces al día. "Mientras muchos niños sueñan con una tablet o la última consola, mi hija se conformaría con la maquinita que le permitiera pincharse una vez cada 15 días en lugar de las casi 300 que lo hace ahora", afirma.

En una situación muy parecida se encuentra Pilar Avellaneda, quien ha aprovechado la petición para "invitar a todo el mundo a que se pinche los dedos 7 veces al día 365 días al año para que entiendan porqué firmo la petición"; mientras Lourdes Rubio cree que este avance supondría "mejorar la calidad de vida de miles de personas diabéticas".

En España existen más de 3 millones de personas diagnosticadas con diabetes tipo 2, que podrían beneficiarse de este sistema que mide los niveles de glucosa mediante un sensor que se puede llevar en la parte posterior del brazo durante un máximo de 14 días.