7 maneras de tener un accidente doméstico y cómo evitarlos

7 maneras de tener un accidente doméstico y cómo evitarlos
8 de agosto de 2018 GETTY/BANANASTOCK - ARCHIVO

MADRID, 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los accidentes en el hogar pueden ocurrir en cualquier momento por lo que es importante prevenirlos, ya que llegan a representar un 40 por ciento de las muertes entre los menores de 1 a 14 años. Entre los accidentes más frecuentes se encuentran las caídas, intoxicaciones, incendios, electrocuciones, desastres naturales, asfixias y quemaduras, según han informado desde Mapfre.

Por ejemplo, en el caso concreto de las caídas, se calcula que anualmente mueren en todo el mundo unas 646.000 personas debido a caídas. Cada año se producen 37.3 millones de caídas cuya gravedad requiere atención médica.

Además, se consideran la segunda causa de muerte por lesiones, y dependiendo de la edad, pueden ser fatales o leves, pero las más comunes se dan en niños y ancianos.

Las intoxicaciones, por ejemplo, en 2004 llegaron a cobrar la vida de 346,000 personas aproximadamente de una forma no intencional en todo el mundo. Así como un alto porcentaje de incendios ocurren en casa; y de ellos muchos son de alta magnitud. Cada año más de 2,500 personas mueren y 12,600 resultan heridas durante incendios en hogares en los Estados Unidos.

También se encuentra el caso de las electrocuciones, pues más del 40 por ciento de los incendios tiene origen en fallas de las instalaciones eléctricas. A su vez, los accidentes por quemaduras ocasionan aproximadamente 180.000 muertes al año.

Los desastres atribuidos cada año a fenómenos climáticos han sido 335 en promedio, un 14 por ciento más que en el decenio anterior y el doble que en el periodo 1985-1995.

Por todo ello, desde Mapfre han dado algunas recomendaciones según el accidente para poder evitarlo, sobre todo si en la vivienda habitan personas mayores o niños -los grupos más vulnerables-:

-Caídas: para evitarlas hay que seguir tres consejos; el primero de ellos es eliminar los obstáculos como juguetes en el suelo u otros objetos en el hogar para disminuir los riesgos; seguido de tener cuidado por las superficies resbalosas y mantener las escaleras libres de objetos.

- Intoxicaciones: se debe ordenar y separar todo lo que consideres peligroso, así como tener cuidado con el uso de los insecticidas y raticidas; lavarse las manos y limpiar siempre los alimentos antes de comer, y por último, no dejar medicamentos, artículos de limpieza o similares cerca de los niños o de productos que se consumen.

- Incendios: para procurar evitarlos no se deben dejar velar prendidas o arrojar fósforos a la basura - a menos que estén apagados-; hacer mantenimiento a las conexiones eléctricas, y guardar el número de los bomberos.

- Electrocuciones: una forma de esquivarlas es mantener los aparatos lejos de toda humedad, y mantener los cables. Por último, es recomendable tapar las tomas de la corriente si hay niños en el hogar.

- Desastres naturales: como no son predecibles, lo mejor es tener un kit de provisiones y luces de emergencia, y encontrar y comunicar las zonas de seguridad de la casa.

- Asfixia: para evitarlas hay que tener especial cuidado con los objetos que se dejan al alcance de los niños, y asegurarse que los pequeños coman despacio los alimentos y siempre tengan agua cerca.

- Quemaduras: es aconsejable utilizar guantes en la cocina y no dejar la plancha cerca de los pequeños.

- Cortes: ante ello solo queda concienciar a los más pequeños sobre el peligro de los objetos punzantes.