26 de junio de 2009

Málaga.- Confirman la condena al SAS de reintegrar los gastos a un paciente que acudió a la sanidad privada

MÁLAGA, 26 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado el recurso de suplicación presentado por el Servicio Andaluz de Salud (SAS) contra una sentencia del Juzgado de lo Social 1 de Málaga, que ya condenaba a la Administración sanitaria al pago de 30.435,34 euros en concepto de reintegro por los gastos sanitarios ocasionados a los que ha tenido que hacer frente un paciente que acudió a la Clínica de Navarra tras haber sido "desahuciado" por la sanidad pública en un supuesto caso de cáncer.

Según informó hoy la asociación El Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos han defendido a M.L.C., los hechos se remontan cuando a este paciente malagueño de 57 años le diagnostican "equivocadamente" un cáncer de vesícula metastático de grado terminal.

Debido a este trance, el citado paciente decidió solicitar una segunda opinión médica en la sanidad privada, en concreto en la Clínica de Navarra, por lo que tuvo que desplazarse desde Málaga hasta la mencionada clínica. Ya en dicho centro, le aplicaron de forma urgente y a efectos preventivos quimioterapia, además de realizarle toda una serie de pruebas, que finalmente "descartaron el cáncer que había sido diagnosticado en el Hospital Carlos Haya de Málaga".

Ante ello, solicitó que el SAS le abonase todos los gastos ocasionados, a lo que la Administración se negó. Pese a ello, la Sala de lo Social considera que la "urgencia vital" significa "no solo el peligro inminente de fallecimiento, sino también la posibilidad cierta y próxima de un daño irreparable".

La sentencia recoge, igualmente, que ante la "tardanza" en aplicarle el tratamiento de quimioterapia, el "error" en diagnosticar un tumor biliar "inexistente" y la "negativa" a intervenirle en el hospital publico, se considera una "dilación indebida y un error medico", por lo que el hecho de elección de la medicina privada "no ha sido voluntaria, sino motivada por el proceder de los servicios públicos".