28 de enero de 2019

López-Otín considera que la retirada de sus artículos es "dañina" para la ciencia porque sus resultados están validados

López-Otín considera que la retirada de sus artículos es "dañina" para la ciencia porque sus resultados están validados
BANC SABADELL - ARCHIVO

MADRID, 28 Ene. (EUROPA PRESS) -

El reconocido investigador español Carlos López-Otín, catedrático en el área de Bioquímica y Biología Molecular en el departamento de Bioquímica de la facultad de Medicina de la Universidad de Oviedo, considera que la retirada de ocho de sus artículos de la revista 'Journal of Biological Chemistry' resulta "dañino tanto para la ciencia como para los científicos", ya que se trata de publicaciones "muy antiguas" y sus resultados están "ampliamente validados" y "no tenían ningún impacto sobre el mensaje principal del artículo".

La publicación informa en su último número publicado que se han retirado los ocho artículos y que, "de momento no hay correcciones pendientes". En este sentido, el bioquímico español precisa que dada su antigüedad, publicados entre 2000 y 2007, pidieron publicar una corrección de los mismos, "aunque los errores no tenían ningún impacto sobre el mensaje principal del artículo. Lamentablemente --precisa--, el JBC no tiene en cuenta si el estudio es válido o si ya ha sido ampliamente validado por los autores y por otros grupos, y nos pidieron su retirada, mientras que para otras revistas esto habría sido objeto de una simple corrección".

López-Otín expresa su "desolación absoluta" al conocer la existencia de esos errores "que no deberían haber estado ahí nunca", que habría corregido de haber tenido conocimiento de los mismos, "a pesar de que dichos fallos no tienen ninguna trascendencia para el mensaje principal del artículo, y habría pedido disculpas a la comunidad científica por ellos".

"El laboratorio no era consciente de la existencia de dichos errores hasta que la revista nos contactó solicitando información de estos artículos que en su mayoría se habían publicado hace más de 14 años, a pesar de que las instrucciones de la revista señalan que sólo es necesario mantener los datos originales por un periodo de 6 años --explica en un comunicado remitido a Europa Press--. En cualquier caso, nuestro grupo procedió a enviar a la revista las imágenes originales, que respaldaban sólidamente los resultados presentados en dichas figuras. En algunos casos en los que los datos originales no estaban disponibles debido al largo periodo de tiempo transcurrido, nuestro laboratorio procedió a repetir los experimentos, obteniéndose los mismos resultados".

Los estudios que han sido retirados describían la identificación de nuevos genes de proteasas, y una caracterización preliminar como enzimas proteolíticos. "En la comunidad científica no existe la más mínima duda de que dichos genes existen, que tienen la secuencia de nucleótidos y aminoácidos que se describe en estos artículos, que se expresan en los tejidos que se muestran, y que son enzimas proteolíticos --asegura el investigador--. Por lo tanto, los hallazgos que se describen en estos estudios han sido ampliamente validados por la comunidad científica, habiendo sido citados por más de 800 artículos".

Por ello, se cuestiona la idoneidad de la medida adoptada: "si los resultados mostrados en un artículo son ciertos, los experimentos reproducibles y los resultados han sido validados por la comunidad científica, ¿cuál es el beneficio de la retirada de los mismos? En nuestra opinión y en la de un gran número de investigadores esta decisión es dañina tanto para la ciencia como para los científicos".

En cualquier caso, concluye asegurando que su grupo investigador "seguirá compartiendo con los laboratorios de todo el mundo los reactivos, líneas celulares y animales modelo de diferentes patologías humanas, como ha hecho desde hace más de 30 años, para que la comunidad científica y la sociedad en general se sigan beneficiando de los descubrimientos realizados en nuestro laboratorio".