20 de agosto de 2015

Localizan la parte del cerebro que identifica recuerdos en nuevas experiencias

MADRID, 20 Ago. (EUROPA PRESS) -

Neurocientíficos de la Universidad Johns Hopkins, en Baltimore, Maryland (Estados Unidos), han identificado la parte del hipocampo que descifra recuerdos en nuevas experiencias. Estos resultados, que se publican en el último número de la revista 'Neuron', ayudan a entender cómo funciona la mente y qué va mal cuando ésta no funciona.

"Cuando vemos una cara familiar nos preguntamos dónde hemos visto esa cara: si es una persona que conocimos hace años, con el pelo más fino o gafas diferentes o si se trata de otra persona completamente distinta", explica James J. Knierim, profesor de Neurociencia en el Instituto Zanvyl Krieger sobre la Mente y el Cerebro de la Johns Hopkins, que dirigió la investigación. "Ese es uno de los mayores problemas que nuestro sistema de memoria tiene que resolver", añade.

La actividad neuronal en el hipocampo permite a alguien recordar dónde aparcó su coche, encontrar su casa, incluso si cambia el color de la pintura y reconocer una vieja canción cuando suena en la radio. Los investigadores del cerebro teorizan con que dos partes del hipocampo (el giro dentado y CA3) compiten para decidir si un estímulo es completamente nuevo o una versión alterada de algo familiar.

Se piensa que el giro dentado codifica automáticamente cada estímulo como nuevo, un proceso llamado patrón de separación y que CA3 reduce al mínimo pequeños cambios de una experiencia a la siguiente y clasifica los estímulos como si fueran los mismos, un proceso llamado patrón de finalización. Por lo tanto, el giro dentado asume que la persona con el pelo más fino y gafas diferentes es un completo desconocido, mientras CA3 ignora los datos distintos y recupera el recuerdo de un amigo de la universidad.

Trabajo anterior del grupo de Knierim y otros expertos proporcionó evidencia a favor de esta teoría desde hace mucho tiempo. Sin embargo, nuevos programas de investigación señalan que CA3 es más complicado de lo que se pensaba, con partes de CA3 que toman diferentes decisiones y pasan estas decisiones a otras áreas distintas del cerebro.

"El trabajo final de la región CA3 es tomar la decisión: ¿es lo mismo o es diferente --subraya Knierim--. Por lo general, tenemos razón al pensar que esta persona es una versión ligeramente diferente de la persona que conocimos hace años. Pero cuando estamos equivocados y se trata de un completo desconocido, queremos crear un recuerdo de este nueva persona que es absolutamente distinta del recuerdo de nuestro conocido, por lo que no nos volvemos a equivocar".

Los autores de este trabajo monitorizaron ratas que llegaron a conocer un entorno y cómo ese ambiente cambió, implantándoles electrodos en el hipocampo. Entrenaron a las ratas a correr alrededor de una pista, comiendo virutas de chocolate, sobre un suelo que tenía cuatro texturas diferentes: de papel de lija, acolchado de alfombra, cinta adhesiva y una alfombra de goma, de forma que podían ver, sentir y oler las diferencias en las texturas.

Mientras tanto, un telón negro que rodeaba la pista tenía varios objetos y durante más de diez días, las ratas construyeron mapas mentales de este entorno. Después, los investigadores cambiaron las cosas: hicieron girar la pista en sentido contrario a las agujas del reloj mientras que el telón se movía en el sentido de las agujas del reloj, creando una falta de coincidencia perceptiva en la mente de las ratas.

El efecto fue similar, según Knierim, a colgar todas las imágenes de una casa en distintas paredes y cambiar los muebles de sitio. "Lo reconoceríamos como nuestra casa o pensaríamos que nos hemos perdido -plantea este experto--. Es una experiencia muy desorientadora y una sensación muy incómoda".

Incluso cuando el desajuste perceptivo entre la pista y la cortina era pequeño, el "patrón de separación" que forma parte de CA3 casi cambió por completo sus patrones de actividad, creando un nuevo recuerdo del medio ambiente alterado. Pero el "patrón de finalización" de CA3 tendía a recuperar un patrón de actividad similar utilizado para codificar el recuerdo original, incluso cuando el desajuste perceptual aumentó.

Los hallazgos, que validan los modelos acerca de cómo funciona la memoria, podrían ayudar a explicar qué funciona mal con la memoria en enfermedades como el Alzheimer y podría ayudar a preservar la memoria de las personas a medida que envejecen.