2 de abril de 2019

El limo de los peces, una fuente sin explotar de potenciales nuevos antibióticos

El limo de los peces, una fuente sin explotar de potenciales nuevos antibióticos
COMPASSION IN WORD FARMING - ARCHIVO

MADRID, 2 Abr. (EUROPA PRESS) -

A medida que los antibióticos actuales disminuyen su efectividad contra los patógenos resistentes a múltiples fármacos, los científicos están buscando posibles reemplazos en algunos lugares poco probables. Ahora, un equipo ha identificado bacterias con una actividad antibiótica prometedora contra patógenos conocidos, incluso organismos peligrosos, como el microbio que causa las infecciones 'Staphylococcus aureus resistente a la meticilina' (SARM), en el moco protector que cubre a los peces jóvenes.

Los investigadores presentan sus resultados en la Reunión y Exposición Nacional de Primavera de 2019 de la Sociedad de Química Americana (ACS, por sus siglas en inglés). El evento cuenta con cerca de 13.000 presentaciones sobre una amplia gama de temas científicos. "Para nosotros, vale la pena explorar cualquier microbio en el medio marino que pueda proporcionar un nuevo compuesto", dice Sandra Loesgen, investigadora principal del grupo.

Según Loesgen, que se encuentra en la Universidad Estatal de Oregón (Estados Unidos), aunque se han encontrado nuevos reactivos químicos en el microbioma humano, el equivalente marino permanece relativamente sin estudiar. Una posible mina de oro de los microbios es el moco que recubre las superficies de los peces. Esta sustancia viscosa protege a los peces de las bacterias, los hongos y el virus en su ambiente, atrapando a los microbios antes de que puedan causar infecciones. El limo también es rico en polisacáridos y péptidos que se sabe que tienen actividad antibacteriana.

"El moco de los peces es realmente interesante porque el ambiente en que viven los peces es complejo --afirma la investigadora Molly Austin, estudiante de Química en el laboratorio de Loesgen, quien realizó algunos de los estudios--. Están en contacto con su entorno todo el tiempo con muchos virus patógenos". Según Austin, sería interesante averiguar si algo en el moco, que protege a los peces, podría ayudar a proteger a los humanos.

La colaboradora Erin (Misty) Paig-Tran, que se encuentra en la Universidad Estatal de California en Fullerton (Estados Unidos), suministró el moco, extraído de peces jóvenes de aguas profundas y de superficie que se capturan en la costa sur de California. El equipo examinó a los peces jóvenes porque tienen un sistema inmunológico menos desarrollado y más moco en el exterior de sus escamas que podrían contener una mayor concentración de bacterias activas que los peces adultos.

ARMAS CONTRA EL SARM

Loesgen, Austin y la estudiante de posgrado Paige Mandelare aislaron y examinaron 47 cepas diferentes de bacterias del limo. Cinco extractos bacterianos inhibieron fuertemente 'S. Aureus resistente a la meticilina' (SARM) y tres inhibieron 'Candida albicans', un hongo patógeno para los humanos. Una bacteria de la mucosidad derivada de una perca rosada del Pacífico en particular mostró una fuerte actividad contra SARM y contra una línea celular de carcinoma de colon.

Austin ahora está centrado su trabajo en la 'Pseudomonas aeruginosa', una bacteria gramnegativa derivada de ese pez, para estudiar los muchos productos naturales de fenazina potencialmente interesantes y los antibióticos que produce esta bacteria. Aunque los miembros del equipo están interesados ??en nuevas fuentes de antibióticos para ayudar a los humanos, también están buscando otras formas de aplicar este conocimiento.

Por ejemplo, el estudio del moco de los peces también podría ayudar a reducir el uso de antibióticos en la piscicultura al conducir a mejores antibióticos dirigidos específicamente a los microbios que se adhieren a ciertos tipos de peces. Pero primero, los científicos quieren entender preguntas más fundamentales. "Ni siquiera sabemos qué es un microbioma saludable", dice Loesgen.

Esta científica explica que no está claro si las bacterias que estudiaron en el limo de los peces eran típicas de sus microbiomas y están protegiendo a sus huéspedes, o si estas bacterias simplemente pasaron un buen rato en estos peces individuales. Según los investigadores, aprender más sobre los microbiomas de peces sanos y cómo los factores ambientales pueden afectarlos podría aportar información valiosa para los esfuerzos de conservación.

Contador

Lo más leído