26 de septiembre de 2014

Liberia recibe los primeros kits de protección de UNICEF para hacer frente al ébola

MADRID, 26 Sep. (EUROPA PRESS) -

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) ha enviado este miércoles a Liberia 9.000 kits de protección frente al ébola para familias. El envío, que solo es el primero de una serie que pretende distribuir 50.000 kits, responde al aumento de los casos de infectados por el virus que, solo en Liberia, son ya más de 3.500.

Cada pack contiene batas protectoras, guantes y máscaras, así como jabón, cloro, un pulverizador y unas instrucciones que explican su uso adecuado y cómo hay que tirar de forma segura estos materiales una vez usados.

Según han explicado, para conseguir los kits, las familias tendrán que acudir a los centros de atención del ébola que se establecerán para atender a los enfermos en lugares seguros y, lo que es más importante, alejados de sus hogares para evitar contagios.

Al montar estos centros, según UNICEF, se llena un vacío crítico por la limitada capacidad de actuación de las unidades de tratamiento del propio país.

"Mientras estamos trabajando para conseguir urgentemente que las personas infectadas estén en lugares seguros para su tratamiento, este puente aéreo ayudará a garantizar que los centros y comunidades de cuidado de ébola tengan la información y las herramientas que necesitan para cuidar de manera segura a los enfermos", ha dicho Tim Callaghan, líder del Equipo de Asistencia y Respuesta para Desastres que pertenece a la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID). "Vamos a seguir trabajando con nuestros aliados internacionales y los Gobiernos de los países afectados para coordinar un esfuerzo creativo y global para frenar esta epidemia histórica", ha añadido.

Los centros de atención de ébola, cada uno con un número limitado de camas, se localizarán principalmente cerca de los centros de salud de Liberia.

FORMACIÓN PARA LA PREVENCIÓN

Pero además de este material de ayuda, UNICEF ha explicado que los centros ofrecerán formación básica para que los ciudadanos aprendan a "no tocar" a los enfermos, a cómo usar los equipos de protección y cómo desinfectar las casas después de que se haya aislado a un familiar enfermo.

"Esta epidemia no tiene precedentes y combatirla requiere una respuesta extraordinaria", ha dicho el representante de UNICEF en Liberia, Sheldon Yett. "La primera prioridad es tener más instalaciones dedicadas al tratamiento del ébola y personal formado, pero hasta que esto ocurra, tenemos que apoyar los esfuerzos de la comunidad para cuidar de manera segura a aquellos que puedan estar infectados y cortar el ciclo de transmisión de esta enfermedad mortal", ha ñadido.

Junto a USAID, en la financiación de los kits ha colaborado la fundación estadounidense Paul G. Allen con 769 millones de euros.

"El ébola no es sólo un problema que afecta a África, se trata de una crisis global que requiere del apoyo y los recursos de todos nosotros", ha dicho Jody Allen, cofundador de la Paul G. Allen Family Foundation y CEO de Vulcan. "Al proporcionar soluciones que se pueden aplicar hoy, podemos cambiar el rumbo de la propagación de la enfermedad", ha añadido.