4 de enero de 2006

Ley antitabaco.-El 54% de los españoles asegura costarle mucho no fumar en los lugares prohibidos, según un estudio

El 30% que ha dejado de fumar mediante Terapia Sustitutiva con Nicotina (TSN) afirma que ésta ayuda a superar el 'mono'

MADRID, 4 Ene. (EUROPA PRESS) -

Al 54 por ciento de los españoles con alta dependencia al tabaco les cuesta mucho abstenerse en los lugares prohibidos, según el estudio 'Respira sin humo' realizado por el laboratorio Pfizer CHC. Además, el 53,3 por ciento de los fumadores asegura no haberse planteado dejar de fumar incluso con la entrada en vigor de la nueva ley.

A pesar de que el número de fumadores disminuye año tras año según los datos del Ministerio de Sanidad, el 28 por ciento de los españoles mantiene este hábito e incluso la mitad de los españoles con alta dependencia al tabaco sigue fumando aun estando enfermo.

"Nunca es tarde para dejar de fumar y obtener los beneficios en cuestión de salud además los riesgos de enfermedad cardiovascular caerán drásticamente durante el primer año sin fumar", asegura el Doctor en Medicina Especialista en Neumología y Tabaquismo, Carlos Jiménez.

TRATAMIENTO FARMACOLOGICO

De este análisis también se desprende que el 30 por ciento de los fumadores que han dejado el hábito mediante Terapia Sustitutiva con Nicotina (TSN) afirman que éstas ayudan a superar el 'mono' y reducen la ansiedad.

Según los expertos, el mejor tratamiento para dejar de fumar para que el esfuerzo resulte eficaz consta de tres partes fundamentales: fuerza de voluntad, tratamiento de la dependencia física con Terapia Sustitutiva con Nicotina (TSN) y un refuerzo psicológico que ayude a disminuir la esta dependencia.

Pero para que un fumador logre abandonar la dependencia tabáquica éste debe recurrir a un tratamiento de apoyo farmacológico que facilite el proceso, según los expertos.

La TSN funciona liberando cantidades controladas de nicotina en el cuerpo para ayudar a atenuar las ganas de fumar. Estudios realizados demuestran que un 30 por ciento de los fumadores que han acudido a este tipo de ayudas, confirman que estos productos ayudan a superar el mono y la ansiedad.

Del estudio también se desprende que de los españoles que acuden a un profesional para dejar de fumar, el 61,5 por ciento han acudido al médico y el 23 por ciento al farmacéutico.