5 de abril de 2019

¿Por qué se lesionan tanto las rodillas? ¿Qué son los ligamentos cruzados? ¿Qué es una artroscopia?

¿Por qué se lesionan tanto las rodillas? ¿Qué son los ligamentos cruzados? ¿Qué es una artroscopia?
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / BUSRACAVUS

MADRID, 5 Abr. (EDIZIONES) -

Se calcula que en España se realizan anualmente unas 100.000 artroscopias, de las cuales un 60% corresponden a artroscopias de rodilla. "Las razones para este claro predominio de la rodilla sobre el resto de articulaciones son dos: por un lado la alta prevalencia de las lesiones de rodilla, y por otro la facilidad de acceso que presenta la rodilla por vía artroscópica en comparación con otras articulaciones".

En una entrevista con Infosalus, el doctor Juan de Miguel, jefe del Equipo Traumatólogos Asociados, del Hospital Nuestra Señora del Rosario (Madrid), explica que la rodilla es la articulación de carga que presenta mayor rango de movilidad, sólo superada por el hombro, pero éste no está sometido al trabajo de tener que soportar el peso del cuerpo. "Es por la combinación de estos dos factores, carga y movilidad, por lo que la rodilla se lesiona tan frecuentemente", añade.

A su vez, indica que, con el paso del tiempo, los tejidos en general van perdiendo elasticidad y ganado rigidez, y es por ello por lo que las lesiones artrósicas aumentan con la edad. "A ello hay que unir el efecto mecánico que supone la actividad física descompensada, o el exceso de peso que contribuyen al desgaste de las articulaciones", indica.

Además, el doctor Juan de Miguel subraya que la rodilla presenta una particularidad: los meniscos. Se trata de unas almohadillas de tejido fibro-cartilaginoso, de aspecto y consistencia parecidos al cartílago que forma el pabellón auricular (las orejas), cuya misión es amortiguar y facilitar el desplazamiento, y las rotaciones que tienen lugar en la rodilla entre el fémur y la tibia.

"Cuando el menisco se rompe, en lugar de facilitar el deslizamiento provoca lo contrario, una rugosidad que dificulta el movimiento y que en casos extremos puede llegar al bloqueo de la articulación. De manera que cuando el menisco se rompe es bastante frecuente que haya que repararlo para que permita el normal funcionamiento de la rodilla. Es por esta razón por la que los meniscos se reparan en cualquier paciente, independientemente de su edad", celebra el traumatólogo.

LOS LIGAMENTOS CRUZADOS

En este contexto, el jefe del Equipo Traumatólogos Asociados del Hospital Nuestra Señora del Rosario (Madrid) recuerda que la rodilla posee también unas estructuras denominadas 'ligamentos cruzados', necesarios para que la rodilla sea estable en todo su amplio rango de movimientos.

"A diferencia de los meniscos, que se degeneran de manera habitual con el simple paso del tiempo y por eso se rompen con mucha facilidad, los ligamentos cruzados sólo se lesionan en caso de traumatismo. Debe ser un traumatismo de media-alta energía, no un simple tropezón. Los ligamentos cruzados apenas tienen trabajo durante la actividad más frecuente de la rodilla, el caminar; pero en cuanto aumenta el grado de solicitud mecánica sobre la rodilla, como son los saltos, y sobre todo los giros en carrera, la ausencia de ligamentos cruzados hace inestable la rodilla y obliga a su reparación si queremos seguir manteniendo una actividad física moderada-alta", advierte.

QUÉ SON LAS ARTROSCOPIAS

Todas estas reparaciones no serían posibles sin la ayuda de "un arma terapéutica" que poseen los traumatólogos, el artroscopio, un instrumento quirúrgico con una cámara pequeña del tamaño de un lápiz. Les permite 'entrar' en la articulación, ver y tocar lo que allí ocurre, y también solucionar los problemas que presente la rodilla: rotura de meniscos, rotura de ligamentos, cuerpos libres osteocondrales, quistes y sinovitis, o lesiones parciales del cartílago, por ejemplo.

"Todo esto lo podemos hacer sin necesidad de abrir la articulación, con una perfecta visión de todo lo que allí dentro ocurre, y con una medidas de asepsia excepcionales porque durante la cirugía la rodilla está constantemente lavándose con suero (unos 5 litros, de media). Todo ello permite una rápida recuperación y una deambulación precoz tras la cirugía", añade.

Desde la Academia Americana Cirugía Ortopédica (AAOS) señalan que la artroscopia es un procedimiento quirúrgico común en el cual una articulación ('artro-') se visualiza ('-scopia') usando una cámara pequeña. La artroscopia da a los médicos una visión clara del interior de la rodilla. Esto los ayuda a diagnosticar y a tratar los problemas de rodilla.

Los avances técnicos han llevado a monitores de alta definición y a cámaras de alta resolución. Éstas y otras mejoras han transformado a la artroscopia en una herramienta muy eficaz para tratar los problemas de rodilla, celebra la AAOS. Según la Sociedad Ortopédica Americana para la Medicina del Deporte, más de 4 millones de artroscopias de rodilla se realizan en todo el mundo cada año.

Concretamente, la artroscopia se realiza a través de pequeñas incisiones. Durante el procedimiento, el cirujano ortopédico inserta el artroscopio en la articulación de su rodilla y envía la imagen al monitor de una televisión. Así pueden ver las estructuras de la rodilla con gran detalle. Además, el cirujano puede usar la artroscopia para reparar o quitar tejido lesionado. Para hacerlo, se insertan pequeños instrumentos quirúrgicos a través de otras incisiones alrededor de la rodilla, remarca la AAOS.