5 de junio de 2009

Los jóvenes de entre 20 y 24 años son los españoles que más drogas ilegales consumen, según experto

MADRID, 5 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los jóvenes de entre 20 y 24 años son los españoles que más drogas ilegales consumen y los que lo hacen con más frecuencia, según afirmó el director general de la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD), Ignacio Calderón, durante unas jornadas organizadas recientemente por la Escuela de Estudios Universitarios Real Madrid-Universidad Europea de Madrid.

Según recordó este experto, la edad de inicio del consumo de cannabis en España está en los 15 años, aunque a partir de estas sustancias hay "muchos que luego siguen consumiendo drogas más fuertes" como los estupefacientes, que un 60 por ciento de los jóvenes consumen para divertirse.

En la actualidad, el perfil medio del consumidor de drogas responde a una persona "normal", advirtió Calderón, con una "vida aparentemente estructurada e integrado en cualquier estrato social" y no exclusivamente marginal, como podía suceder hace años.

Además, en este consumo también influye la pronta iniciación en otras drogas legales como el alcohol o el tabaco, con los que la juventud en España suele tener contacto a los 13 años. Según el director general de la FAD, hace años se consumía drogas para evadirse, mientras que hoy se hace para divertirse, por lo que "es importante cambiar los modelos de ocio".

En este aspecto, el director general de la FAD subrayó el papel del deporte como elemento preventivo frente a las drogas puesto que "favorece el desarrollo de mecanismos y hábitos que enlazan la inteligencia, la motivación y la acción, centra el placer en el individuo en las relaciones personales en lugar de hacerlo sobre la posesión de objetos y fomenta el esfuerzo personal y grupal en la consecución de metas".

Por su parte, el presidente de la Universidad Europea de Madrid, Miguel Carmelo, insistió en que el tiempo que un adolescente pasa practicando algún deporte no está consumiendo drogas, por lo que "a su vez supone un escudo protector frente a las sustancias", subrayó.