1 de junio de 2015

Investigan si las apneas del sueño inciden en los tumores

"Dormir bien es indispensable para la salud e importantísimo para el correcto desarrollo"

Investigan si las apneas del sueño inciden en los tumores
GETTY/ERIC HOOD

   BARCELONA, 1 Jun. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores de distintos centros españoles, entre ellos el Hospital Clínic de Barcelona, están ultimando un estudio con cerca de medio millar de pacientes para constatar si las apneas del sueño "multiplican" la velocidad de crecimiento de los tumores en humanos, después de que se hayan hallado numerosas evidencias en investigaciones con animales.

  APNEAS DEL SUEÑO

   Según ha explicado a Europa Press el investigador del Servicio de Neumología del Hospital Clínic de Barcelona Josep Maria Montserrat, ya se ha demostrado en modelos murinos que los trastornos respiratorios repercuten en un mayor riesgo de sufrir problemas cardiovasculares, metabólicos y neurocognitivos, pero "ahora se da un paso más y se asocian al cáncer".

   El estudio, liderado por el investigador del Hospital La Fe de Valencia Miguel Ángel Martínez García y "de los mayores en número de pacientes que se han hecho hasta ahora", se centra en el melanoma maligno y los primeros datos confirman que las apneas del sueño podrían incidir en la velocidad en la que crecen los tumores.

   "Se han cogido pacientes con melanoma maligno leve y grave, se les ha separado y se ha mirado si sufren apneas", ha concretado, y ha destacado que parece que los que sufren trastornos respiratorios mientras duermen son los que tienen el cáncer en estadios más avanzados.

 ¿PUEDEN LAS APNEAS DEL SUEÑO DISPARAR EL CRECIMIENTO DE TUMORES?

   Ha explicado por qué las apneas pueden disparar el crecimiento tumoral: debido a que este trastorno disminuye los niveles de oxígeno, "el cuerpo reacciona y crea nuevos vasos y arterias para hacer llegar la sangre a los tejidos, algo que aprovechan mucho las células tumorales".

   Este fenómeno "no es el único que afecta a los tumores, sino que es un elemento más que se suma a otros" factores, como el estado hormonal, el medio ambiente y las prácticas alimentarias.

   Montserrat ha destacado que hasta que este hallazgo llegue a beneficiar a los pacientes a través de la práctica clínica diaria pasarán "unos 15 o 20 años", un periodo que ha bautizado como 'valle de la muerte'.

   Hasta que esto no ocurra, ha ofrecido una receta: "Respetar el arte del buen dormir y entender que se trata de un elemento indispensable para la salud y algo importantísimo para el correcto desarrollo".

   Ha situado en una media de entre seis y ocho horas las necesarias cada día, aunque ha destacado que "cada persona es un mundo y debe satisfacer sus propias necesidades fisiológicas y escuchar lo que le pide el cuerpo".

SUPONE UN "GRAN PASO"

   Demostrar en humanos que las personas con melanomas de alta malignidad sufren más apneas "supone un gran paso", y podría traducirse en el futuro en un incremento de los diagnósticos.

   "Cuando esto llegue a la práctica clínica, en el momento en que a un paciente se le diagnostique un cáncer inmediatamente se estudiará si sufre apneas", con el objetivo de tratarlas para evitar que su tumor se propague con rapidez.

   El síndrome de apneas durante el sueño --unas 30 por hora mientas se duerme-- afecta a entre el 4% y el 8% de la población, principalmente personas con sobrepeso u obesidad que también presentan patologías cardiovasculares.