16 de abril de 2015

Investigan el exceso de saborizante en el cigarrillo electrónico

Investigan el exceso de saborizante en el cigarrillo electrónico
CEDIDA

MADRID, 16 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Los niveles de los productos químicos utilizados para dar sabor a algunas marcas de líquido del e-cigarrillo superan los límites de exposición recomendados y podrían ser en algunos casos irritantes respiratorios, sugiere un estudio realizado por expertos de la Universidad de Portland, en Oregón, Estados Unidos, y publicado en la edición digital de la revista 'Tobacco Control'.

   Los saborizantes artificiales y otros en los cigarrillos electrónicos son en su mayoría los mismos que se emplean en la fabricación de alimentos y la confitería y, por lo tanto, a menudo se muestran como seguros por los fabricantes de cigarrillos electrónicos, pero, según la Asociación de Fabricantes de Extractos de Sabor de Estados Unidos (FEMA, por sus siglas en inglés), esta seguridad se refiere a la exposición a través de la alimentación y no la inhalación.

   Los ingredientes que aparecen en las etiquetas de los productos para los cigarrillos electrónicos rara vez incluyen los productos químicos utilizados para la condimentación. Por tanto, los investigadores quisieron averiguar los niveles y tipo de productos químicos empleados para el sabor del líquido del e-cigarrillo en una muestra de 30 productos.

   En concreto, analizaron dos marcas desechables de un solo uso en cinco sabores diferentes de tabaco, mentol, vainilla, cereza y café; los mismos sabores en botellas de relleno; y sabores de chocolate/cacao, uva, manzana, algodón de azúcar y goma de mascar en botellas de relleno.

   Los productos químicos aromatizantes ascendieron a más del 1 por ciento en volumen en 13 de los 30 analizados, más del 2 por ciento en siete líquidos y más del 3 por ciento en dos productos. Un total de 17 productos contenían los mismos aromas de vainillina o etilvainillina, lo que sugiere que un pequeño número de productos químicos son particularmente populares entre los fabricantes y los usuarios.

   Muchos de los líquidos aromatizantes contenían productos químicos utilizados para dar sabor a la confitería. Seis de los 24 compuestos detectados en los análisis eran aldehídos, compuestos reconocidos por ser irritantes respiratorios primarios.

   Utilizando una tasa de consumo de alrededor de 5 ml/día, habría una exposición al doble de los límites de exposición ocupacional recomendados de benzaldehído y vainillina con los productos analizados, dicen los investigadores.

   "Además, se pueden producir productos de degradación tóxicos por reacción de los productos químicos de sabor a las altas temperaturas presentes al consumirlos", advierten los autores de este trabajo, quienes admiten que la muestra representa una fracción de los productos de e-cigarrillos que hay en el mercado.

   "No obstante, los resultados obtenidos es probable que sean similares a lo que un amplio estudio habría revelado y, en cualquier caso, sugieren que niveles muy altos de algunos productos químicos de sabor están indudablemente presentes en un gran número de los miles de productos actualmente disponibles", señalan.

   A su juicio, se necesitan normas que incluyan un listado de los ingredientes obligatorio, límites a los niveles de ciertos aromatizantes y al total de los niveles permisibles de aromatizantes, sobre todo porque hay una cierta preocupación sobre que aromatizar productos podría hacer los cigarrillos electrónicos más atractivos para los jóvenes.

Para leer más