8 de marzo de 2012

Investigadores españoles inician un estudio sobre un tratamiento alternativo para la orbitopatía tiroidea

MADRID, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Diez centros investigadores, coordinados por la Plataforma Española de Ensayos Clínicos (CAIBER), dependiente del Instituto de Salud Carlos III, analizarán la eficacia y seguridad del anticuerpo monoclonal tocilizumab como tratamiento alternativo en pacientes con orbitopatía tiroidea, una enfermedad rara autoinmune que produce inflamación en los tejidos de la órbita ocular y puede provocar la pérdida de visión del paciente.

   Las alternativas de tratamiento en este tipo de pacientes son limitadas. El tratamiento actual de la orbitopatía tiroidea se basa principalmente en la administración de corticosteroides a dosis altas y, en casos graves, cirugía descomprensiva, señalan desde la plataforma científica.

   "Existen razones para pensar que la inhibición de la interleuquina-6 (IL-6) con tocilizumab pude ser eficaz en pacientes con esta patología", señala el doctor Juan Jesús Gómez Reino, del departamento de Reumatología del Hospital Clínico de Santiago de Compostela y uno de los coordinadores del ensayo clínico promovido por CAIBER.

   La IL-6 es un mediador muy potente de respuesta inflamatoria que se expresa abundantemente en el tejido periorbitario inflamado. "La inflamación que ocurre en el tejido periorbitario es similar a la de otras enfermedades, como la artritis reumatoide, donde el uso de tocilizumab se ha demostrado eficaz", explica.

   Esta enfermedad afecta a aproximadamente 8.500 personas cada año, de las cuales 7.000 son mujeres. Esta enfermedad se caracteriza por la inflamación de los tejidos que rodean los ojos y produce síntomas como irritación ocular, lagrimeo, fotofobia, visión borrosa, sensación de presión en la órbita y protrusión ocular.

   La orbitopatía tiroidea está asociada a trastornos de la glándula tiroidea. De hecho, alrededor del 15 por ciento de los pacientes con hipertiroidismo padecen orbitopatía. Su presentación clínica es muy variada y las alteraciones que produce en la visión y en la arquitectura orbitaria pueden suponer una disminución importante de la calidad de vida de los pacientes.

   El ensayo, de fase III, randomizado, doble ciego y controlado con placebo, contará con la participación de diez centros de investigación españoles y un total de 32 pacientes, y está previsto que los resultados puedan conocerse en la segunda mitad de 2014. Así, evaluará la eficacia y seguridad de la administración del anticuerpo monoclonal tocilizumab en pacientes con orbitopatía tiroidea moderada o severa que suponga una amenaza para su visión y que no hayan respondido satisfactoriamente al tratamiento con corticosteroides.

   El oftalmólogo coordinador del estudio, el doctor José Vicente Pérez Moreiras, aclara que existe un 20 por ciento de pacientes que no responden a los esteroides intravenosos y para los que tocilizumab representa "un tratamiento potencial y esperanzador, ya que existen experiencias previas en casos aislados con buenos resultados".

   En su opinión, el ensayo clínico que pone en marcha ahora CAIBER servirá para validar esas experiencias previas y determinar el papel de tocilizumab "como alternativa eficaz y segura" en casos de orbitopatía tiroidea resistente al tratamiento.