15 de noviembre de 2019

Investigadores españoles determinan por qué un fármaco contra el cáncer de pulmón no es eficaz en carcinoma escamoso

Investigadores españoles determinan por qué un fármaco contra el cáncer de pulmón no es eficaz en carcinoma escamoso
Carcinoma escamoso - CIEMAT - ARCHIVO

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

Investigadores de la Universidad de Barcelona (UB) y el Hospital Clínico de Barcelona han identificado los mecanismos moleculares que hacen que el fármaco nintedanib, utilizado contra el cáncer de pulmón, no sea eficaz contra el carcinoma escamoso, un subtipo de carcinoma de pulmón de células no pequeñas.

Los resultados, publicados en la revista 'Cancer Research', podrían contribuir a diseñar nuevas estrategias terapéuticas que amplíen el beneficio clínico del fármaco a un mayor espectro de pacientes con cáncer de pulmón, que es la causa principal de muerte por cáncer en el mundo.

Nintedanib es un fármaco desarrollado por Boehringer Ingelheim que ya ha mostrado eficacia en pacientes con adenocarcinoma avanzado de pulmón. Su mecanismo de acción se basa en la inhibición de receptores involucrados en la angiogénesis (formación de nuevos vasos sanguíneos) y en la fibrosis, los cuales estimulan el desarrollo del tumor.

Estudios anteriores en el marco de esta colaboración habían demostrado que el fármaco es eficaz para tratar el adenocarcinoma pulmonar avanzado (en pacientes sin mutaciones genéticas conocidas y con buen estado general de salud), pero no el carcinoma escamoso. Para averiguar las causas de estas diferencias entre los dos principales subtipos de cáncer de pulmón de células no pequeñas, el nuevo trabajo ha analizado la fibrosis (cicatrización crónica de los tejidos) y la respuesta al tratamiento antifibrótico con nintedanib en muestras celulares de pacientes facilitadas por el Hospital Clínico, el CIBERES y la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

"Los resultados describen por primera vez que la fibrosis es más elevada en el adenocarcinoma que en el carcinoma escamoso, y ello provoca que los pacientes de adenocarcinoma respondan mejor al tratamiento con nintedanib. Además, hemos identificado el mecanismo subyacente: el factor profibrótico SMAD3 de los fibroblastos (las principales células causantes de la fibrosis) está más reprimido en el carcinoma escamoso que en el adenocarcinoma, y eso hace que los pacientes con carcinoma escamoso tengan menos fibrosis y sean resistentes al nintedanib", explica el líder del estudio, Jordi Alcaraz, investigador del CIBERES.

El estudio también ha identificado la implicación del tabaco en la falta de eficacia del fármaco contra el carcinoma escamoso. "Es la primera vez que se describe cómo las partículas del humo del tabaco modifican epigenéticamente el gen SMAD3, por lo que acaban reduciendo su actividad y aumentan la resistencia al fármaco", agrega el investigador.

Los resultados también podrían tener implicaciones en el diseño de estrategias terapéuticas para tratar el adenocarcinoma con distintas combinaciones de medicamentos. "Como la fibrosis suele ser un efecto secundario habitual provocado por la toxicidad de la radioterapia, nuestros resultados sugieren que los pacientes con adenocarcinoma (especialmente los no fumadores) que reciben radioterapia podrían beneficiarse de fármacos antifibróticos como el nintedanib combinados con la radioterapia. Del mismo modo, como la fibrosis también está asociada a la inmunosupresión y el crecimiento tumoral, nuestros resultados sugieren que los pacientes con adenocarcinoma pueden beneficiarse de la combinación de fármacos antifibróticos como el nintedanib con inmunoterapia", ha concluido.

Para leer más