6 de junio de 2012

Investigadores españoles descubren un marcador que predice la eficacia de la terapia angiogénica

CHICAGO, 6 Jun. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, Salvador Alcaide) -

Un estudio de doce hospitales españoles ha descubierto el primer biomarcador que permite predecir la eficacia que tendrá la terapia antiangiogénica en pacientes con cáncer de mama, lo que favorecerá un tratamiento más personalizado de la enfermedad.

En concreto, el estudio 'Imaging', que ha sido presentado en el último Congreso de la Sociedad Americana de Oncología Médica (ASCO, en sus siglas en inglés) que se celebra en Chicago, ha descubierto que la detección de cambios tempranos en el flujo de oxígeno al tumor, lo que se conoce como hipoxia, está relacionada con un mejor resultado de bevacizumab, terapia antiangiogénica que Roche comercializa como 'Avastin'.

El estudio incluyó a 73 pacientes con cáncer de mama en estadio II-III que aún eran candidatas a cirugía y no habían recibido tratamiento previo. Todas ellas fueron tratadas con este fármaco en un solo ciclo tres semanas y posteriormente iniciaron un tratamiento de quimioterapia en combinación con dicho fármaco, de nuevo cada 21 días.

Tras esta pauta, las pacientes se sometieron a intervención quirúrgica; aquellas que presentaban cambios en la hipoxia del tumor respondieron mejor y su paso por el quirófano fue, según ha reconocido el investigador principal del estudio y jefe de Servicio del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz, Jesús García Foncillas, "más seguro y menos agresivo".

Durante el estudio utilizaron innovadoras técnicas moleculares y de imagen con el objetivo de cubrir "todos los posibles frentes" y, para ello, analizaron moléculas biológicas, secuencias de ADN, de ARN mensajero, proteínas, técnicas de imagen, etcétera.

La detección de este biomarcador ha sido posible gracias a las técnicas de imagen FMISO-PET, muy utilizadas en investigación pero no en la práctica clínica, si bien una vez detectado el biomarcador se debe buscar "qué técnicas de imagen estándares permiten conseguir esta información".

Además, este experto ha reconocido que este avance no sólo ofrece un avance en tumores mamarios, sino que "también podría tener un efecto favorable en otras indicaciones de este medicamento como cáncer de pulmón, ovario, riñón o colorrectal en fases avanzadas", ya que en todos estos tumores también se utiliza la misma terapia antiangiogénica.

En esta investigación han participado, además de la Fundación Jiménez Díaz, el Hospital Marqués de Valdecilla (Cantabria), el de Basurto (Bilbao), el Onkologikoa y el de Donosti (San Sebastián), el General Yagüe (Burgos), el Arnau de Vilanova (Lérida), el Miguel Servet (Zaragoza), el de San Pedro (Logroño), el de Navarra (Pamplona) y la Clínica Universitaria de Navarra.