21 de agosto de 2020

Investigadores analizan y mapean los mecanismos del mayor sistema de edición genética

Investigadores analizan y mapean los mecanismos del mayor sistema de edición genética
La ‘tijeras’ moleculares CRISPR han revolucionado la edición genética - PIXABAY - ARCHIVO

MADRID, 21 Ago. (EUROPA PRESS) -

El mayor y más complejo sistema CRISPR ha sido visualizado por investigadores de la Universidad de Copenhague (Dinamarca) en un nuevo estudio, en el que han mapeado y analizado la estructura atómica de este sistema. El sistema puede tener aplicaciones potenciales en biomedicina y biotecnología, según los investigadores.

La tecnología CRISPR puede ser utilizada para editar genes y revolucionó el mundo científico cuando se introdujo por primera vez. CRISPR-Cas9 es probablemente el sistema CRISPR más conocido y conocido popularmente como la tijera de los genes.

"Hemos resuelto el mayor y más complicado complejo de CRISPR-Cas visto hasta ahora. Ahora entendemos cómo funciona este sistema a nivel molecular", explica el investigador español Guillermo Montoya, quien es profesor en el Centro de Investigación de Proteínas de la Fundación Novo Nordisk.

Los investigadores han estudiado un complejo llamado Cmr-B, que pertenece al subgrupo de los llamados complejos CRISPR-Cas tipo III-B. Los nuevos resultados han sido publicados en la revista científica 'Molecular Cell'.

CRISPR es un sistema que se encuentra en las bacterias, entre otros organismos, y está involucrado en el sistema inmunológico de las bacterias. Aquí juega un papel principal en la constante lucha contra los fagos invasores, un virus que ataca a las bacterias.

En el nuevo estudio, los investigadores han estudiado el papel de la Cmr en el sistema inmunológico y han profundizado en los mecanismos detrás de su respuesta inmunológica contra los fagos y cómo se regula.

"Nuestros hallazgos, en colaboración con el grupo She de la Facultad de Ciencias, destacan las diversas estrategias de defensa de los complejos de tipo III. También hemos identificado una subunidad única llamada Cmr7, que parece controlar la actividad del complejo, y creemos además que puede defenderse contra posibles proteínas virales anti-CRISPR", explica el coautor, Nicholas Heelund Sofos.

El sistema Cmr mapeado por los investigadores del nuevo estudio puede, entre otras cosas, eliminar el ARN y el ADN de una sola hebra. Aunque será muy difícil de usar para la edición de genes como el CRISPR-Cas9. Es demasiado grande y complejo. Pero en el futuro, puede ser clave para entender la respuesta inmune de las bacterias y podría tener algún uso en la lucha contra la resistencia a los antibióticos.

"Este complejo juega un papel importante en la lucha entre las bacterias y los fagos. La resistencia a los antibióticos proviene de este tipo de lucha. Por lo tanto, nuestros resultados pueden constituir un conocimiento importante para luchar contra la resistencia a los antibióticos. El complejo también puede tener un potencial terapéutico. En el futuro, podemos ser capaces de utilizarlo para el diagnóstico o un problema de salud que tal vez ni siquiera hayamos visto todavía. Ahora, nuestro objetivo es buscar una aplicación para este sistema", apunta Guillermo Montoya.

Para leer más