15 de noviembre de 2019

Investigador español desarrolla un dispositivo que se adapta a la garganta para detectar lesiones en la voz

Investigador español desarrolla un dispositivo que se adapta a la garganta para detectar lesiones en la voz
El ingeniero Marcos Llorente, que ha desarrollado un dispositivo que detecta lesiones de voz - UNIVERSIDAD DE NAVARRA

MADRID, 15 Nov. (EUROPA PRESS) -

El ingeniero Marcos Llorente, antiguo alumno de Tecnun-Escuela de Ingenieros de la Universidad de Navarra, ha desarrollado un dispositivo 'wearable' que se coloca sobre la garganta y registra y mide los principales parámetros de la voz (frecuencia fundamental e intensidad relativa), así como el tiempo de uso de la voz, realizando todo el procesado de manera interna.

De esta manera, el dispositivo permite la detección de patrones fonatorios ineficientes (deficiencias o lesiones en la voz) o con riesgo de desarrollo de lesiones orgánicas, al tiempo que permite el seguimiento de la modificación de conductas después de haber seguido tratamientos logopédicos, farmacológicos o quirúrgicos.

"El objetivo era posibilitar el seguimiento de pacientes fuera del entorno hospitalario, y disponer de datos objetivos del uso y características de la voz con fines diagnósticos y terapéuticos", ha explicado Llorente.

Esto es posible gracias a un acelerómetro situado sobre la piel en la zona inferior de la laringe que registra las vibraciones generadas por las cuerdas vocales. Esa información es procesada por un microcontrolador de bajo consumo que se encarga de obtener el valor de los parámetros de interés. "El bajo consumo de este dispositivo hace posible el registro durante semanas sin necesidad de intervención por parte del usuario", detalla el investigador.

Según explica la Universidad de Navarra en un comunicado, el dispositivo es fruto de la primera tesis del Laboratorio de Ingeniería Médica del centro universitario. Llorente defendió recientemente esta tesis doctoral, que aúna Ingeniería y Otorrinolaringología, y que ha sido dirigida por el decano de la Facultad de Medicina, Secundino Fernández.