1 de diciembre de 2015

Investigación y educación, pilares básicos para luchar contra la obesidad

Investigación y educación, pilares básicos para luchar contra la obesidad
FUNDACIÓN ARECES

MADRID, 1 Dic. (EUROPA PRESS) -

   La investigación y la educación son los pilares básicos para luchar contra la obesidad, según ha afirmado el Catedrático de Nutrición y director del laboratorio de Nutrición y Genética de la Universidad de Tufts (Boston), el doctor José María Ordovás, en la presentación del Simposio Internacional 'Lo último en obesidad'.

   El congreso, organizado por la Fundación Ramón Areces y la Fundación General del Consejo Superior de Investigación Científica (CSIC) se ha inaugurado este martes 1 de diciembre y tiene una duración de dos días.

   El objetivo de la reunión es abordar la obesidad y los avances en su investigación, ya que la enfermedad está considerada un problema serio, frecuente y creciente, pues se estima que en la actualidad hay más de 1.600 millones de personas en todo el mundo con sobrepeso, de los cuales 500 millones son obesos.

   Algunos de los ponentes internacionales que participarán en el simposio son la directora del programa de metabolismo y genética de la obesidad del Instituto de Medicina personalizada Charles R. Bonfman de Nueva York, Ruth Loos; el integrante de los laboratorios de investigación del metabolismo de la Universidad de Cambridge, quien recibirá el Premio a una carrera distinguida, Antonio Vidal-Puig; y el miembro del Centro Noruego para la Investigación de Células Madre, Philippe Collas.

   Los coordinadores científicos del evento son el Académico de la Real Academia Nacional de Medicina, Manuel Serrano-Ríos; el ya mencionado doctor Ordovás; y el presidente del Instituto DRECE (Dieta y Riesgo de Enfermedades Cardiovasculares en España) de Estudios Biomédicos, José A. Gutiérrez-Fuentes.

COMPONENTES GENÉTICOS Y AMBIENTALES

   El doctor Vidal-Puig ha explicado que, a pesar de los esfuerzos dedicados a la investigación, es difícil controlar la obesidad, "por eso estudiamos las complicaciones, porque ya que no podemos luchar contra la obesidad directamente a través del componente genético, queremos que esta sea lo más sana posible atacando a las complicaciones metabólicas que provoca".

   "Desde 2005, gracias a los avances científicos, hemos podido estudiar el genoma e identificar los genes de la obesidad. Hemos observado aproximadamente 200 genes relacionados, pero esta enfermedad ni es puramente genética ni ambiental. Por eso debemos seguir investigando y avanzando para actuar contra ella y poder prevenirla, puesto que con la información de la que disponemos aún no podemos predecir por los genes si alguien desarrollará obesidad o no", ha explicado la doctora Loos.

   En esta línea, el doctor Ordovás ha afirmado que "el ambiente es el talón de Aquiles de la obesidad, lo que nos impide avanzar en la investigación todo lo que nos gustaría, ya que esta enfermedad tiene un componente genético, pero también son factores de riesgo las causas externas, el ambiente en el que vivimos".

   Además de la investigación científica de esta enfermedad, el doctor Ordovás ha añadido que debería existir una política de concienciación para luchar contra la obesidad "que debe empezar en el colegio". La educación es otro de los pilares básicos de esta lucha junto a la investigación.

Para leer más