26 de febrero de 2019

Insomnio y enfermedad arterial coronaria, nuevos hallazgos

Insomnio y enfermedad arterial coronaria, nuevos hallazgos
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / YANYONG KANOKSHOTI

MADRID, 26 Feb. (EUROPA PRESS) -

Un equipo de investigación internacional liderado por investigadores del Hospital General de Massachusetts (MGH, por sus siglas en inglés) y la Escuela de Medicina de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, ha identificado 57 regiones genéticas asociadas con síntomas de insomnio. Su informe, que también indica un vínculo causal entre el insomnio y la enfermedad de la arteria coronaria, se publica en la edición digital de este lunes de 'Nature Genetics'.

"Nuestros hallazgos confirman el papel de la genética en los síntomas de insomnio y se extienden a los cuatro loci genéticos encontrados anteriormente para esta afección", dice la autora principal del artículo, Jacqueline M. Lane, del Centro de Medicina Genómica y el Departamento de Anestesia, Cuidados Críticos y Medicina del Dolor del MGH. "Todas estas regiones identificadas nos ayudan a comprender por qué algunas personas sufren insomnio, qué vías y sistemas se ven afectados y señalan posibles nuevas dianas terapéuticas", agrega.

El insomnio afecta a alrededor del 10 al 20 por ciento de la población, y estudios de gemelos y familiares han sugerido que se hereda aproximadamente un tercio del riesgo de insomnio. Aunque la evidencia ha sugerido que el insomnio incrementa el riesgo de trastornos de ansiedad, trastorno por consumo de alcohol, depresión mayor y enfermedad cardiometabólica, se sabe poco acerca de los mecanismos involucrados.

Un estudio de 2017 de 'Nature Genetics' dirigido por Lane y Richa Saxena, del Centro de Medicina Genómica y Anestesia del MGH, identificó tres sitios genéticos asociados con síntomas de insomnio de los que informaron más de 112.500 participantes del Biobanco de Reino Unido. Para el estudio actual, el equipo analizó los datos de más de 450.000 participantes del Biobanco de Reino Unido, un 29 por ciento de los cuales informaron de síntomas de insomnio frecuentes.

El análisis asoció 57 sitios de genes con insomnio auto-informado, vinculaciones que no se vieron afectadas por factores de riesgo conocidos, como el estilo de vida, el consumo de cafeína, la depresión o el estrés reciente. Las regiones genómicas identificadas incluyen genes implicados en la proteólisis mediada por ubiquitina --un proceso mediante el cual las proteínas se etiquetan para su destrucción-- y se expresan en varias regiones del cerebro, músculos esqueléticos y la glándula suprarrenal.

Aunque algunos de estos genes implican conexiones entre los síntomas del insomnio, el síndrome de las piernas inquietas y la enfermedad de las arterias coronarias, las regiones identificadas no incluían genes de neurotransmisión que se sabe que están involucrados en la regulación del sueño.

Para probar si los resultados del Biobanco de Reino Unido se generalizan a otras poblaciones, los autores analizaron datos del estudio HUNT, un análisis epidemiológico con sede en Noruega, y del Partners Biobank de Boston (Estados Unidos). Las comparaciones de 15.000 participantes del estudio HUNT que informaron de síntomas de insomnio con más de 47.600 controles y de 2.200 participantes de Partners Biobank con diagnósticos clínicos de insomnio con 14.240 controles confirmaron los hallazgos del Biobanco de Reino Unido.

POSIBLES NUEVAS DIANAS TERAPÉUTICAS

Los datos de un subconjunto de casi 85.000 participantes del Biobanco de Reino Unido que habían usado dispositivos de detección de movimiento llamados acelerómetros durante hasta siete días sugirieron que las regiones de genes asociados con el insomnio redujeron la eficiencia del sueño (una medida de la calidad del sueño) y la duración del sueño, y elevaron de las variaciones diarias en la duración del sueño. Los factores genéticos compartidos ligados al insomnio y el síndrome de piernas inquietas respaldan el trabajo previo del equipo de MGH y sugieren que el síndrome de piernas inquietas no diagnosticado puede ser la causa del insomnio en algunos pacientes.

Una técnica de análisis llamada aleatorización mendeliana, que puede revelar si uno de los dos rasgos presentes en los individuos puede causar el otro, indicó que el aumento de los síntomas de insomnio era causante de la enfermedad de la arteria coronaria --casi duplicando el riesgo--, síntomas de depresión y una sensación reducida de bienestar. "El insomnio tiene un impacto realmente significativo en millones de personas en todo el mundo. Hace mucho que sabemos que existe un vínculo entre el insomnio y la enfermedad crónica. Ahora, nuestros hallazgos sugieren que la depresión y las enfermedades del corazón son en realidad el resultado de un insomnio persistente", dice el coautor principal, Samuel Jones, de la Universidad de Exeter.

El investigador de MGH Lane, agrega: "Todas estas regiones identificadas son posibles nuevas dianas terapéuticas para el insomnio, y 16 de estas regiones contienen dianas farmacológicas conocidas. Además, las nuevas relaciones causales indican la utilidad potencial de las terapias para el insomnio como posibles tratamientos para la enfermedad de la arteria coronaria y la depresión".

El coautor principal Michael Weedon, de la Universidad de Exeter, apunta: "Existen problemas con los tratamientos actuales para el insomnio, incluidos los problemas de accesibilidad, adicción y efectos secundarios. Esperamos que la comprensión más detallada de los procesos subyacentes involucrados en el insomnio allane el camino hacia tratamientos mejores y más personalizados, que a su vez podrían reducir el número de personas que sufren de insomnio y mejorar la salud a largo plazo".