21 de enero de 2019

¿Cómo influye la apnea en el corazón?

¿Cómo influye la apnea en el corazón?
GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / ANNA BIZON - ARCHIVO

MADRID, 21 Ene. (EUROPA PRESS) -

Los hombres de edad avanzada que experimentan episodios prolongados de respiración interrumpida mientras duermen, conocida como apnea del sueño, tienen un alto riesgo de problemas cardíacos, según la investigación de la Universidad de Adelaida (Australia).

El estudio muestra también, por primera vez, que "una pobre oxigenación de la sangre durante el sueño predice la posibilidad de muerte relacionada con el corazón en hombres de edad avanzada", ha explicado el profesor y director del grupo de científicos, Dominik Linz, algo que no se puede atribuir únicamente a la apnea del sueño.

Al hilo de estas conclusiones, el doctor ha destacado la importancia de comprender las causas subyacentes de la baja saturación de oxígeno durante el sueño, ya que esto "puede ayudar a prevenir muertes".

El estudio, publicado en el 'European Heart Journal', ha examinado los patrones de baja oxigenación de la sangre durante el sueño y su implicación en el corazón de 2.840 hombres de edades comprendidas entre los 70 y los 80 años.

Una persona sana presenta, en condiciones normales, una saturación de oxígeno comprendida entre el 95 y el cien por cien durante el día. Si esta cifra disminuye hasta situarse por debajo del 90 por ciento, se considera baja, lo que da lugar a una hipoxia en la que se restringe el flujo de oxígeno al cuerpo.

DORMIR 12 MINUTOS CON BAJA SATURACIÓN AUMENTA EL RIESGO EN UN 59%

Mediante la observación, los investigadores determinaron que, cuando los hombres dormían durante 12 minutos o más con una saturación de oxígeno por debajo del 90 por ciento, "aumentaba su riesgo de muerte relacionada con el corazón en un 59 por ciento", ha precisado el profesor de la Facultad de Medicina de la institución, Mathias Baumert.

Además, aproximadamente el 20 por ciento de las veces en las que la saturación estuvo por debajo de este umbral "no pudo atribuirse a las desaturaciones episódicas tradicionalmente relacionadas con trastornos del sueño", ha añadido el doctor.

Como medida, los expertos han asegurado que la detección y el tratamiento de los factores de riesgo más allá de los trastornos del sueño y la obesidad "podrían ayudar a reducir la hipoxia nocturna en las personas que regularmente experimentan largos períodos de sueño por debajo del 90 por ciento de saturación de oxígeno". En este sentido, han alertado de que las herramientas para la medición de los niveles de hipoxia "están fácilmente disponibles y son asequibles".