26 de diciembre de 2018

La incontinencia fecal es un trastorno infradiagnosticado y estigmatizado que afecta a un 12% de la población general

Las causas más habituales de incontinencia fecal se dan por lesiones en el momento del parto y tras diversas cirugías de la región anal

La incontinencia fecal es un trastorno infradiagnosticado y estigmatizado que afecta a un 12% de la población general
ÓSCAR DEL POZO/EUROPA PRESS - ARCHIVO

MURCIA, 26 Dic. (EUROPA PRESS) -

La incontinencia fecal consiste en la pérdida de control sobre el material fecal. Es difícil conocer con exactitud su incidencia, pero se considera que afecta entre el 1 y el 12% de la población general, y en las personas mayores puede llegar hasta el 25 por ciento (1 de cada 4 ancianos).

Así se destacó en la I Jornada de Incontinencia Fecal en la Región de Murcia y la presentación de la Asociación de Pacientes para la incontinencia Anal (ASIA), que se celebró recientemente en el Hospital Reina Sofía. De hecho, es la primera causa de cuidados especializados domiciliarios y la segunda de ancianos en geriátricos. No obstante, aunque se ve como un problema de mayores, puede presentarse a cualquier edad. Aunque su origen es multifactorial, las causas más habituales de incontinencia fecal se dan por lesiones graves en el momento del parto y tras diversas cirugías de la región anal, como las fístulas.

Otras causas pueden ser enfermedades crónicas como la diabetes, esclerosis múltiple o cualquier proceso degenerativo. La IF no constituye una enfermedad en sí, aunque generalmente llega a convertirse en un serio problema médico, social y psicológico para la persona que la padece. Así, la incertidumbre de sufrir un episodio de incontinencia puede llegar a incapacitar a la persona, hasta sentir que su vida gira en torno a un baño.

Según palabras de Angels Roca Font, presidenta de la Asociación ASIA, "cuando tienes incontinencia fecal, todo lo que era importante en tu vida pasa a un segundo plano, incluido el tiempo que has dedicado a formarte para ejercer una profesión". Por ello, "la incontinencia de las heces tiene unas implicaciones psicosociales que la diferencian de otros problemas parecidos. Hasta no hace muchos años, era un problema escondido en la intimidad de los que la padecían".

"Socialmente causaba vergüenza y estaba generalizada la idea de que no había nada que hacer, incluso por los propios profesionales. Tampoco se decía a nadie, ni siquiera al médico. Por lo general, se suele reconocer antes la incontinencia urinaria que la fecal, cuando muchas veces van juntas", según añade el jefe de servicio de Cirugía General y del Aparato Digestivo del hospital general universitario Reina Sofía de Murcia, el Dr. Antonio Albarracín Marín-Blázquez.

Ante este trastorno, normalmente infradiagnosticado, estigmatizado y escondido en la intimidad de quien la padece, se hace necesario valorar las distintas vertientes que lo avocan hacia una mala calidad de vida. Desde el punto de vista médico, se dispone de un amplio arsenal de medidas médicas y quirúrgicas que pueden mitigar en gran medida la incontinencia.

El Dr. José Manuel Muñoz Camarena, cirujano coloproctólogo del hospital Reina Sofía y uno de los organizadores de este encuentro, informa sobre las diferentes actuaciones de que se dispone en la actualidad.

"En un principio, se ayuda a la persona afectada a regular el hábito defecatorio y a reforzar la musculatura anal y perineal mediante la rehabilitación del suelo pélvico y/o biofeedback. Además, la coloproctología ofrece actuaciones quirúrgicas sobre los defectos del esfínter y periné. Y, en casos necesarios, se pueden estimular los nervios anales (pudendos), ya sea a través del tibial posterior o directamente por las raíces sacras (neuromodulación)".

La participación del médico de Atención Primaria como primer contacto con la persona afectada que ha de estar atento para detectar el problema y derivarlo al especialista y el médico rehabilitador constituyen el escalón previo para conseguir una adecuada atención.

No obstante, lo anterior no es suficiente. La IF no se puede abordar desde el punto de vista sanitario sin la participación activa de las personas que la padecen. Se debe completar con medidas encaminadas a arropar, informar, asesorar, así como promocionar la investigación y nuevos tratamientos. De ahí la importancia de que existan asociaciones como la que estamos presentando en esta jornada.

CIRUJANOS Y AFECTADOS SE UNEN POR 1ª VEZ PARA TRATARLO

La I Jornada de Incontinencia Fecal en la Región de Murcia congregó a profesionales sanitarios de la Región de Murcia, así como del ámbito asociativo para abordar aspectos como su diagnóstico, tratamiento, rehabilitación del suelo pélvico, procedimientos quirúrgicos y nuevas terapias.

Por primera vez se reunieron en la Región de Murcia pacientes y expertos cirujanos de las unidades de coloproctología de los hospitales Virgen de la Arrixaca, Morales Meseguer y Reina Sofía en un encuentro promovido a iniciativa de la Asociación de Pacientes para la Incontinencia Anal y apoyado por los especialistas de las tres grandes áreas de salud.

En el encuentro participaron todos los agentes implicados en incontinencia fecal (IF) del sector y áreas de referencia como Juan Antonio Marqués Espí, director gerente del Área de Salud 7 o Arantxa Muñoz, miembro del comité científico de ASIA y médico de la unidad de coloproctología del hospital universitario Mútua Terrassa.

Andrea-David Branchina Núñez, especialista en Medicina Familiar y Comunitaria del centro de salud de Fortuna, explicó que en la incontinencia fecal es muy necesaria también la visión del especialista de Atención Primaria, "ya que el médico de cabecera es la primera persona que puede detectar la IF y darle la importancia que requiere para derivar al paciente a un especialista coloproctólogo".

Un médico rehabilitador forma parte del equipo de profesionales que trata la IF, ayudando a reforzar la musculatura anal y perineal con la rehabilitación del suelo pélvico, añadió.

Mientras que María José López García, médica rehabilitadora del Área de Salud 2 de Cartagena, contó su experiencia como especialista de rehabilitación en el diagnóstico y tratamiento de la IF.

Por último, Elena Gil y Víctor Soria, cirujanos coloproctólogos del hospital clínico universitario Virgen de la Arrixaca, y del Morales Meseguer, respectivamente, hablaron del diagnóstico, pruebas complementarias, tratamiento conservador, indicaciones de procedimientos quirúrgicos y nuevas terapéuticas de futuro en IF.

LA ASOCIACIÓN PARA LA INCONTINENCIA ANAL, LA ÚNICA DEL PAÍS

ASIA nació en 2013 a partir de la inquietud de un grupo de pacientes y médicos del Hospital Universitario MútuaTerrassa y del Consorcio Sanitario de Terrassa. Es la primera y única asociación en todo el país para luchar contra la incontinencia fecal.

Su objetivo es dar a conocer la IF entre el colectivo sanitario y ciudadano para poder tratar este problema de manera multidisciplinaria, haciendo partícipes a pacientes, familiares, profesionales y Administraciones para mejorar la calidad de vida tanto de las personas que la padecen como de quienes les rodean.

Para conseguir su objetivo, la asociación realiza actividades de orientación y apoyo a los pacientes con incontinencia anal, organiza eventos y actos para informar y sensibilizar a las personas y busca financiación pública y privada para llevar a cabo actos de la asociación y promover la investigación.

ASIA, como primera asociación que aglutina a todos los afectados en el país, está contactando con médicos especializados en coloproctología de centros hospitalarios de toda España para darse a conocer, hablar sin prejuicios de la IF y ayudar a los afectados a expresarse e intentar poner remedio a su problema.