28 de octubre de 2009

El impacto de la EPOC es menor si se inicia el tratamiento de manera temprana, según expertos

MADRID, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

El diagnóstico precoz en la lucha contra la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC) es imprescindible ya que, cuanto antes se empiece el tratamiento, mayor será la calidad de vida del paciente, según explicó el coordinador de la Estrategia en EPOC del Sistema Nacional de Salud, el doctor Julio Ancochea.

"Los estudios demuestran que el tratamiento de la enfermedad en estadios tempranos mejora significativamente la calidad de vida de quienes la sufren", indica el doctor Ancochea. "Sin embargo actualmente todavía existe una situación de infradiagnóstico, el 70 por ciento de los casos sigue sin estar diagnosticados y, cuando se detectan, la enfermedad está avanzada y el paciente ya sufre graves consecuencias".

La EPOC es la causa de 18.000 muertes anuales en España, --es decir 49 muertes diarias-- y es la primera causa de muerte evitable. Además, las previsiones indican que la enfermedad puede convertirse en "un problema socio sanitario de especial relevancia debido al tabaquismo, el incremento de la población española y el envejecimiento progresivo de la misma".

A esta situación hay que añadir la carga social y económica de la enfermedad que aumenta de manera constante, ya que los pacientes son menos independientes a medida que la enfermedad se agrava. Por este motivo, "la prevención y el diagnóstico precoz se hacen indispensables para acabar con estas drásticas cifras", aseguró Ancochea.

Los pacientes generalmente acuden a su médico de Atención Primaria en busca de tratamiento para los síntomas de la EPOC en estadio II, que es cuando el paciente comienza a percibir que su función pulmonar es anómala y que sufre disnea de esfuerzo.