Identifican el papel de una molécula en el desarrollo del asma alérgica

Identifican el papel de una molécula en el desarrollo del asma alérgica
17 de diciembre de 2018 GETTY IMAGES/ISTOCKPHOTO / CATINSYRUP - ARCHIVO

MADRID, 17 Dic. (EUROPA PRESS) -

Científicos del Instituto Engelhardt de Biología Molecular en Moscú (Rusia) han identificado el papel de la molécula de interleucina-6 en el desarrollo del asma alérgica, lo que podría ser un nuevo objetivo para el tratamiento de esta enfermedad que afecta a unas 300 millones de personas en todo el mundo.

Se considera que el asma es causado por una respuesta inadecuada del sistema inmunológico a los alérgenos: polen de árboles, hierbas, hongos de moho, pelaje de gatos y perros o ácaros del polvo. Esto conduce a la inflamación crónica, el estrechamiento de los bronquios y la insuficiencia respiratoria.

El objetivo de los científicos es determinar qué señales internas y qué tipos de células dirigen esta respuesta inmune en el asma, por lo que comprender el "lenguaje molecular" de la comunicación celular, basado en las citoquinas, puede ayudar a controlar la respuesta inmune bloqueando las señales "inadecuadas" y "cambiando" el curso de la enfermedad de severa a ligera.

Los estudios clínicos de muestras de esputo de pacientes con asma bronquial muestran un alto contenido de interleucina-6, uno de los indicadores clave de los procesos inflamatorios en el cuerpo. Por lo tanto, los científicos del laboratorio de los mecanismos moleculares de inmunidad del Instituto Engelhardt de Biología Molecular en Moscú se preguntaron qué células inmunitarias lo producen y cómo su bloqueo afectará el curso de la enfermedad.

Los experimentos se realizaron en ratones genéticamente modificados en los que la producción de interleucina-6 se desactivó en un tipo específico de células inmunes: células dendríticas (que representan objetos extraños a linfocitos T) o macrófagos (células que absorben objetos extraños). Para inducir el asma, los ratones fueron inyectados con extracto de ácaro del polvo.

Los científicos demostraron que la interleucina-6 de los macrófagos ayuda a formar la respuesta más común de las células T auxiliares del segundo tipo. El papel principal en esta respuesta lo desempeñan las células eosinófilas, uno de los glóbulos blancos o los leucocitos.

Además, los expertos observaron que la interleucina-6, producida por las células dendríticas, participa en el subtipo de asma más grave, mediado por las células T auxiliares del tipo diecisiete, que son capaces de atraer neutrófilos a los pulmones.