28 de junio de 2019

Identificado el 'talón de Aquiles' de la malaria: una neurotoxina elimina el mosquito pero no daña a otros seres vivos

Identificado el 'talón de Aquiles' de la malaria: una neurotoxina elimina el mosquito pero no daña a otros seres vivos
Mosquitos malaria2015 MAYETA CLARK - ARCHIVO

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

Científicos de la Universidad de California-Riverside (Estados Unidos) han encontrado el 'talón de Aquiles' de la malaria: una neurotoxina que no es dañina para ningún ser vivo, excepto los mosquitos 'Anopheles', responsables de la propagación de esta enfermedad tropical.

Casi la mitad de la población mundial vive en zonas vulnerables a la malaria, que mata a unas 450.000 personas al año, la mayoría niños y mujeres embarazadas. El progreso en la lucha contra la enfermedad se ve amenazado a medida que 'Anopheles' desarrolla resistencia a los insecticidas químicos utilizados para controlarla. También existe una gran preocupación por los efectos secundarios tóxicos de las sustancias químicas.

Hace unos 30 años, los científicos identificaron una cepa de bacterias que mata a estos mosquitos. Debido a que el método de ataque de la bacteria no se comprendía, no podía ser replicado o usado como una alternativa a los insecticidas químicos, hasta ahora. Un equipo internacional, dirigido por el profesor Sarjeet Gill, ha identificado una neurotoxina producida por la bacteria y ha determinado cómo mata a 'Anopheles'. Su trabajo se publica este viernes en la revista 'Nature Communications'.

A Gill y a su equipo les llevó 10 años lograr un gran avance en su búsqueda de entender las bacterias, y el investigador atribuye el éxito a las técnicas modernas de secuenciación de genes: golpean a las bacterias con radiación, creando cepas bacterianas mutantes que no pueden producir la toxina. Al comparar la cepa no tóxica con la que mata a 'Anopheles', encontraron proteínas en las bacterias que son la clave para la producción de toxinas.

"Identificar los mecanismos por los cuales las bacterias atacan a estos mosquitos no ha sido fácil. Estábamos emocionados no solo por encontrar la neurotoxina, llamada PMP1, sino también varias proteínas que probablemente protegen a la PMP1 mientras se absorbe en el intestino del mosquito", detalla Gill.

Muchas neurotoxinas generalmente se dirigen a los vertebrados, y el PMP1 tiene una similitud química del 30 por ciento con el botulismo o el tétanos, ambos altamente tóxicos para los seres humanos. Debido a que la neurotoxina no afecta a los seres humanos, vertebrados, peces, o incluso otros insectos, los investigadores creen que las bacterias que producen PMP1 probablemente coevolucionaron junto con los 'Anopheles'.

"Fue sorprendente para nosotros que el PMP1 no sea tóxico para los ratones ni siquiera por inyección. Hay una alta probabilidad de que si el PMP1 evolucionara para matar al mosquito, hay otras toxinas que pueden matar a otras plagas que propagan la enfermedad. Esto podría ser el comienzo de una nueva forma de evitar que cientos de miles de personas enfermen y mueran cada año", apunta. El equipo ha solicitado una patente sobre este descubrimiento, y ahora espera encontrar socios que les ayuden a desarrollar su insecticida 'Anopheles' a base de bacterias.

Contador

Lo más leído