29 de marzo de 2019

4 ideas para una buena postura corporal en nuestro día a día

4 ideas para una buena postura corporal en nuestro día a día
GETTY IMAGES / COURTNEYK

MADRID, 29 Mar. (EDIZIONES) -

El mantener el cuerpo en la posición correcta, ya sea en movimiento o estando quieto, es sinónimo de evitar dolores, lesiones y otros problemas de salud a la larga. Según la Asociación Española de Fisioterapeutas, la mejor postura corporal es la que dura menos tiempo, y la segunda mejor es aquella en la que cambiamos de postura.

"El factor tiempo es el protagonista en el establecimiento de los dolores musculoesqueléticos derivados de malas posturas, con lo cual lo más importante es cambiar de forma constante de postura", subraya en una entrevista con Infosalus Fernando Ramos Gómez, presidente de la citada asociación.

Así, señala que a la hora de mantener una buena postura hay que incidir más en el tiempo en el que pasamos en la misma ya que, según advierte, las largas jornadas en una misma posición determinan la posibilidad de que aparezcan dolencias, que a la larga se transforman en dolor. Hoy sabemos, según apunta, que dos de cada tres personas padecen dolor lumbar y dolor cervical en algún momento de su vida.

"En el 2% de casos están relacionados con una patología estructural grave, es decir, están relacionados con lesiones, y nos damos cuenta de que tiene que ver más con nuestros hábitos, como la forma en la que nos sentamos para trabajar o las posturas que adoptamos, por ejemplo", subraya, a la vez que recuerda que el cuerpo humano está diseñado para el movimiento y va contra natura cuando permanece 8-10 horas sentado.

La principal consecuencia de una mala postura, según destaca Ramos, es que ésta se traduce en forma de dolor, que incluso llega a cronificarse. Y por ejemplo cita que el 21% de la población presenta un dolor musculosquelético, con una predominancia de más de 6 meses. Además, Ramos añade que en las poblaciones infantojuveniles el dolor crónico se sitúa próximo al 40%.

¿QUÉ PASA ANTE UNA MALA POSTURA?

El presidente de la Asociación Española de Fisioterapeutas llama la atención sobre el hecho de que el cuerpo no está diseñado para estar sentado. De hecho, sostiene que ante una mala postura mantenida en el tiempo se generan microtraumatismos a los que el cuerpo no es capaz de adaptarse.

"Nuestro cuerpo, nuestros músculos, están diseñados para la alternancia de la contracción y de la relajación. Además, nuestras estructuras se nutren precisamente de esa alternancia de movimientos, como si fueran esponjas, que a través de la contracción y de la relajación se produce un intercambio que es el que se encarga de su nutrición", explica.

Por otro lado, este experto remarca que el estar sentado genera además una presión discal mayor. "Por estudios se sabe que cuando estamos de pie o en movimiento la presión discal es menor que cuando estamos sentados", según advierte, a la vez que señala que hay que tener cuidado además ya que hay que sumar esta presión discal con 'el borramiento de las curvas' al sentarse, una serie de curvaturas que tenemos en la espalda perfectamente diseñadas para equilibrar y repartir adecuadamente las cargas en condiciones normales.

En el momento en el que nos sentamos, explica así, estas curvaturas se borran automáticamente, de forma que se pierde la curva lumbar, se acentúa la 'curva de la cifosis' o la curva en la que nuestros hombros se van hacia delante, y además en esa posición de sentado, de encorvado, se genera mucho sufrimiento en la columna cervical, pues a medida que flexionamos el tronco y los hombros hacia delante, como normalmente tenemos un dispositivo de visualización, como es un ordenador o una pantalla, la columna cervical compensa con un movimiento contrario, que es el de extensión, el de llevar la cabeza hacia atrás.

"Cuando esto además lo sometemos al factor tiempo, que pasamos largas horas, acaba generando microtraumatismos, lesiones derivadas del mantenimiento postural, y acortamientos musculares", añade.

VÍAS PARA MEJORAR NUESTRA POSTURA

Por ello, una de sus propuestas radica en asumir de forma rutinaria que, al hacer un determinado movimiento que resulta repetitivo en nuestra actividad cotidiana o laboral, como por ejemplo enviar un mail, automáticamente enderecemos nuestra columna lumbar, llevemos los hombros hacia atrás, la cabeza y la columna cervical hacia atrás, hagamos una inspiración profunda, soltemos aire y continuemos con la actividad que estábamos realizando.

"Tradicionalmente se ha insistido mucho en cómo sentarse pero esos principios de ergonomía fracasan porque nuestro cuerpo no puede adaptarse a sentarse, no está diseñado para esa postura, y el ritmo de trabajo no favorece que mantengamos una buena postura al respecto", subraya Ramos.

A día de hoy incide por tanto en que la línea es otra, es intentar levantarse al menos 5 minutos cada hora, y a partir de esa actividad repetitiva, como mandar un mail, se le pide al paciente que reinstaure las curvaturas y se ponga de forma más erecta, de forma que se luche contra la inactividad que genera el sedentarismo.

En tercer lugar ve importante la gestión del estrés y del descanso pues, según avisa el fisioterapeuta, el déficit de horas de sueño está relacionado con el dolor musculoesquelético.

Como cuarta idea ve muy importante la realización de ejercicio o de actividad física. "Fuera del ámbito laboral también hay que moverse", añade. En este punto recomienda acudir al fisioterapeuta, para que nos diseñe un programa de trabajo bien a través de ejercicios generales, como caminar, o realizar otra serie de actividades aeróbicas, o bien para pautarnos una serie de ejercicios de fortalecimiento para las regiones especialmente vulnerables.

Contador

Lo más leído