14 de marzo de 2019

Un hongo de la piel puede jugar un papel en la enfermedad de Crohn

Un hongo de la piel puede jugar un papel en la enfermedad de Crohn
HEY PAUL STUDIOS - ARCHIVO

MADRID, 14 Mar. (EUROPA PRESS) -

Un hongo que se encuentra comúnmente en los folículos del cabello humano también reside en el intestino, donde puede empeorar los trastornos intestinales como la enfermedad inflamatoria intestinal (EII) en pacientes con cierta composición genética, según informan investigadores este martes en la revista 'Cell Host & Microbe'. Las levaduras de malassezia que se encuentran en la piel grasa y los folículos del cuero cabelludo están vinculadas a las afecciones de la piel, incluida la caspa. Estos hongos microscópicos también terminan en el intestino, pero no se sabe cómo o qué hacen allí.

"Nos sorprendió descubrir que 'Malassezia restrica' era más común en las superficies del tejido intestinal en pacientes con enfermedad de Crohn que en personas sanas", dice el coautor David Underhill, presidente de Enfermedades Inflamatorias del Intestino en el Centro Médico Cedars-Sinai, en Los Ángeles, Estados Unidos. "Además, la presencia de 'Malassezia' se relacionó con una variación común en un gen que se sabe que es importante para la inmunidad contra los hongos, una firma genética más común en pacientes con enfermedad de Crohn que en la población sana", añade.

La EII se caracteriza por cambios en las respuestas inmunes al microbioma intestinal. Aunque la mayoría de los estudios sobre el microbioma se centran en las bacterias, el equipo de Underhill investiga la presencia de los hongos y su posible papel en la enfermedad intestinal. Los cambios en los hongos intestinales, como 'M. Restricta', y las respuestas del huésped a estos hongos, pueden ser un factor para exacerbar los síntomas que contribuyen a la enfermedad en un subconjunto de pacientes con patología de Crohn, dice el coautor José Limon, miembro del equipo de investigación del Centro Cedars-Sinai.

AFECTA PARTICULARMENTE A PACIENTES CON UNA VARIEDAD GENÉTICA

Los investigadores descubrieron originalmente que los hongos están presentes en el microbioma intestinal de los ratones y que la inmunidad contra estos hongos ayuda a controlar la inflamación basada en el intestino. En roedores, la presencia de 'M. Restricta' empeoró la colitis, un tipo de enfermedad inflamatoria intestinal.

Al observar los hongos intestinales basándose en la mucosa de personas sanas y pacientes con enfermedad de Crohn, una forma de EII, los científicos detectaron varios hongos asociados a la mucosa que eran significativamente más abundantes en los pacientes de Crohn. En particular, 'M. Restricta' aumentó en los pacientes de Crohn que poseían una variación genética conocida como el alelo de riesgo IBD CARD9.

Esta variante genética mejora la capacidad de las células inmunes humanas para bombear citoquinas inflamatorias en respuesta a 'M. Restricta'. "Los datos hasta el momento no sugieren que la presencia de 'Malassezia' en el intestino sea algo intrínsecamente malo. Lo encontramos en algunas personas sanas, y en los ratones no parece causar enfermedad en el intestino por sí sola --dice Underhill--. Sin embargo, si hay alguna inflamación intestinal, 'Malassezia' parece empeorarla". Los siguientes pasos incluyen explorar si la erradicación de esta levadura del microbioma intestinal en este subconjunto de pacientes de Crohn alivia sus síntomas.