14 de abril de 2015

Hallan una proteína clave en el desarrollo de carcinomas escamosos

Hallan una proteína clave en el desarrollo de carcinomas escamosos
WIKIMEDIA/RAMA/CC BY-SA 2.0 FR

MADRID, 14 Abr. (EUROPA PRESS) -

   Un equipo internacional de investigadores, liderado desde la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) y el Instituto de Investigaciones Biomédicas 'Alberto Sols' (IIB), ha demostrado la participación de la proteína LOXL2 en la progresión de carcinomas escamosos, lo que abre una puerta para el desarrollo de nuevas oportunidades terapéuticas.

PROTEÍNA LOXL2

   Lo investigadores han logrado desarrollar modelos de ratones manipulados genéticamente para modular la expresión de LOXL2, comprobando así la participación de esta proteína en procesos tumorales. Los resultados muestran cómo la eliminación de LOXL2 disminuye drásticamente la aparición de carcinomas escamosos de piel, mientras que el aumento de los niveles normales de LOXL2 incrementa dramáticamente las lesiones malignas.

   "El estudio de los mecanismos por los que LOXL2 promueve la malignidad nos ha conducido a mostrar que LOXL2 reprime la expresión del gen NOTCH1 y otros genes que participan en la vía de señalización Notch1", explica Amparo Cano, que ha dirigido el trabajo junto a Francisco Portillo.

   La vía Notch tiene una función de estimulador de la diferenciación de la piel normal, actuando además como un supresor tumoral de carcinomas escamosos. "En otras palabras, la vía Notch actúa como un freno para la generación de tumores escamosos malignos, por lo que la eliminación del freno por acción de LOXL2 favorece la generación de carcinomas escamosos malignos", ha añadido Portillo.

   Estos resultados abren la vía para el desarrollo de nuevas oportunidades terapéuticas en carcinomas escamosos humanos, como el de laringe, basadas en la inhibición de LOXL2 y/o la activación de la vía Notch, donde los modelos de ratón desarrollados serán de gran importancia como modelos preclínicos.

   En el trabajo, publicado en la revista 'EMBO J', también participan la doctora Gema Moreno (UAM, IIBm y Fundación MD Anderson Madrid), investigadores del IMIM (Barcelona) y de las universidades de Bordeaux, Hawaii y Melbourne.

   Durante la última década, el grupo de los doctores Cano y Portillo ha demostrado que LOXL2 está implicada en otras funciones intracelulares, como la regulación transcripcional de varios genes.

   La molécula LOXL2 (Lysyl oxidase-like 2) es uno de los cinco miembros de una familia de enzimas (lisil oxidasas) que participan en la correcta organización de la matriz extracelular de diferentes tejidos.

   El trabajo realizado hasta el momento tambié han demostraron el potencial de LOXL2 como marcador de mal pronóstico en carcinomas escamosos de laringe, un tipo de tumor muy agresivo y para el que existen pocos biomarcadores. Adicionalmente, el grupo describió la participación de LOXL2 en la generación de metástasis en un subtipo muy agresivo de carcinomas de mama, denominados basales, caracterizando parte de los mecanismos responsables.