11 de mayo de 2020

Qué hacer ante un traumatismo dental en los niños: ¿y si se rompe o sale el diente?

Qué hacer ante un traumatismo dental en los niños: ¿y si se rompe o sale el diente?
Broken tooth - GETTY//DABJOLA - ARCHIVO

MADRID, 11 May. (EDIZIOZNES) -

Cuando los niños son pequeños se caen bastantes veces pudiendo llegar a dañar sus dientes, bien sean sus piezas de leche transitorias, o ya bien las definitivas. En ocasiones esos traumatismos pueden afectar seriamente al desarrollo de la dentición definitiva de los niños. Veamos por qué.

Según explica el Hospital Universitario Sant Joan de Deu de Barcelona, los traumatismos en los dientes pueden tener como consecuencias posibles su fractura (diente roto), subluxación (diente móvil), luxación (diente fuera de su localización normal), o su avulsión (arrancamiento del diente).

En una entrevista con Infosalus, la doctora Isabel Maura, jefa de servicio del área Dental de la Fundación Hospital de Nens de Barcelona sostiene que no necesariamente un traumatismo en el diente de leche condiciona un trastorno en el definitivo, "todo depende de muchos factores".

Según reconoce, un traumatismo en un niño lógicamente le puede condicionar la pérdida del diente, así como una fractura, que eso siempre condiciona un problema estético. "Lo que ocurre generalmente, si no ha habido fractura de pieza, es que se puede oscurecer la pieza", afirma la experta, quien lamenta que lo peor de estas situaciones es que no se pueden prevenir.

A su vez, esta especialista indica que es mucho más grave el traumatismo dental en los dientes definitivos del niño, que no en los dientes de leche, donde después de éste saldrá otro. "En el diente definitivo en niños de corta edad puede condicionar la pérdida de una pieza que no esta formada y ya para siempre. Aunque como todo, todo dependerá del grado de afectación", matiza.

En este contexto, y también en una entrevista con Infosalus, la presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría, Mónica Miegimolle, sostiene que el traumatismo dental puede ocurrir en cualquier momento de la vida del niño, siendo la etapa más peligrosa aquella alrededor del 12-14 meses, donde comienza la deambulación, cuando los pequeños empiezan a andar.

"Las consecuencias pueden ir desde pequeños golpes (contusión dentaria) hasta la avulsión del diente (salida completa del diente del alveolo). Cualquier traumatismo deber ser valorado por el odontopediatra de manera urgente, para minimizar en lo posible las consecuencias dentarias, mucosas y óseas", advierte esta especialista.

Para ello, remarca que se debe establecer un periodo exhaustivo de revisiones, ya que las consecuencias pueden aparecer a largo plazo y no de manera inmediata. De hecho, Miegimolle explica que los dientes permanentes que se encuentran en el interior del hueso, se encuentran muy relacionados con la raíz del diente de leche.

"Por ello, cualquier golpe que recibe el diente temporal puede repercutir en la formación, o en la posición del futuro permanente (según sea el grado de formación dentaria en el que se encuentre). Las consecuencias se observarán cuando éste erupcione, o bien no consiga erupcionar correctamente el sucesor permanente", alerta la odontopediatra.

Además del trauma 'per sé', la especialista llama la atención también sobre el hecho de que la aparición de cualquier infección en el diente temporal pueda repercutir en el desarrollo del diente permanente, con el que se encuentre relacionado.

CÓMO ACTUAR

Así con todo, la experta subraya que, en el caso de que se produzca un traumatismo dental en una pieza de leche, en el caso de que tenga lugar una avulsión dentaria (salida por completo del diente del alveolo) no se reimplantará en ningún momento el diente de leche.

"Se valorará su reposición para asegurar el mantenimiento del espacio (para el futuro diente permanente), la función (masticación, deglución y focación), y la estética. Si ha ocurrido una fractura dentaria y un desplazamiento del mismo, lo debe valorar el odontopediatra para instaurar el tratamiento más adecuado", asegura.

En el caso de que se trate de un diente definitivo, si la fractura es de un diente permanente, la decisión del tratamiento dependerá de la afectación de los tejidos. "Si afecta al esmalte sólo, o bien al esmalte y a la dentina, se puede realizar la reconstrucción estética del mismo", subraya la presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría.

Si el traumatismo dental afecta a los tejidos duros (esmalte y dentina) del diente definitivo, y a los tejidos blandos (pulpar), se debe evaluar el tratamiento más conveniente desde una mínima protección pulpar, hasta la realización del tratamiento de conductos (endodoncia), según remarca. "El pronóstico dependerá de la rapidez con que se reciba la atención bucodental necesaria por parte de un Odontopediatra", sentencia.

QUÉ HACER SI EL DIENTE DEFINITIVO SE ROMPE

Finalmente, y en el caso de que el diente definitivo se rompa, la presidenta de la Sociedad Española de Odontopediatría recuerda que muchos dientes definitivos pueden ser salvados si sabes cómo actuar después de un golpe en la boca. En el caso de que se rompa, la experta aconseja buscar el trocito de diente roto, dice que el diente puede ser pegado, y se debe acudir inmediatamente después al dentista.

En el caso de que el golpe provoque que el diente salga de la boca recomienda buscar rápidamente el diente, cogerlo por la corona, nunca por la raíz, y si el diente no está limpio lavarlo bajo un chorro de agua durante 10 segundos, cuidando de no frotar la raíz.

A continuación, la doctora Miegimolle subraya que se debe colocar el diente y apretar con una servilleta o pañuelo aunque, en caso de no poder recolocarlo, introducir el diente en un vaso con suero fisiológico, leche o colocar el diente entre las mejillas y los molares. "Lo ideal para salvar el diente es acudir al dentista antes de una hora", asegura la experta.

Contador

Lo más leído