28 de junio de 2015

Hábitos saludables para el verano

Hábitos saludables para el verano
PIXABAY

MADRID, 28 Jun. (EUROPA PRESS) -

En verano se suelen descuidar los hábitos saludables debido, entre otros motivos, por el aumento de las reuniones sociales, las comidas fuera de casa y el incremento de consumo de bebidas y productos azucarados.

Con el objetivo de no descuidar las costumbres sanas, la Federación Española de Industrias de la Alimentación y Bebidas (FIAB) ha aportado doce consejos saludables de cara a las vacaciones:

1. Sigue una alimentación equilibrada, variada y ajustada a tus necesidades (estado fisiológico, actividad física o edad).

2. Procura realizar cinco comidas al día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena. Siempre es más recomendable comer poca cantidad y de forma más frecuente.

3. Comer de todo, de manera moderada, es comer sano. ¡No hay alimentos buenos ni malos!.

4. Realiza un desayuno completo todos los días, ahora que tenemos más tiempo, dedícale al menos 15 minutos a una de las 3 comidas más importantes del día. Realiza un desayuno variado, incorporando alimentos diferentes.

5. Acostúmbrate a leer las etiquetas de los alimentos y bebidas. Son la tarjeta de presentación del producto, te dan toda la información que necesitas para poder seguir una alimentación equilibrada.

6. ¡Muévete, lleva una vida activa!, en vacaciones sigue siendo activo, en la playa, en la montaña camina, nada aprovecha para disfrutar del aire libre, además así absorberás más vitamina D importante para tu salud ósea.

DUERME MÁS DE 7 HORAS Y HAZ EJERCICIO

7. Duerme lo necesario, como mínimo 7 horas. Así conseguirás que las hormonas que regulan el apetito estén equilibradas y se controle el aumento de peso corporal. Además, hay alimentos que por su composición favorecen el descanso, debido a su contenido en triptófano (pavo, pollo, leche, queso, pescado, huevos, verduras de hoja verde o fresas).

8. Realiza ejercicio físico de manera regular, como mínimo 3 días a la semana: correr, montar en bicicleta, jugar a las palas, procura no practicarlo en las horas del día que más calor hace, así evitarás deshidratarte con mayor facilidad. La actividad física es beneficiosa para la salud y mejora la calidad de vida. Ayuda a prevenir enfermedades, mejora el estado de ánimo, disminuye el estrés, aumenta la autoestima y fomenta las relaciones sociales.

9. Hidrátate de manera regular, ¡Hay muchas opciones! Los síntomas de la deshidratación provocan reducción de la atención, abotargamiento, dolor de cabeza; la sed es el primer síntoma de deshidratación, evítela.

10. Si vas a conducir realice comidas ligeras. Las comidas copiosas y demasiado grasas, provocan una disminución de la capacidad de atención, somnolencia y digestiones pesadas. A la hora de la comida incluya recetas frescas y ligeras con verdura o ensalada de acompañamiento del plato principal. Elija preparaciones culinarias como vapor, plancha, hervido, asado. No añadas más sal a los platos elaborados.

11. Si va a realizar un viaje largo, pare cada dos horas y la duración de las paradas ha de ser de unos 10 minutos, ha de bajarse del coche y realizar ejercicios de estiramiento, ejercicios para relajar el cuello, mover los tobillos, hidratarse y tomar un tentempié.

12. El secreto: Aliméntate de forma equilibrada, muévete y comparte hábitos saludables en familia.