Las habilidades de organización de una proteína mantienen la salud inmune

Las habilidades de organización de una proteína mantienen la salud inmune
16 de octubre de 2018 MS ETSUKO UNO, THE WALTER AND ELIZA HALL INSTITUTE

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Investigadores del Instituto Walter y Eliza Hall, en Parkville, Australia, han revelado cómo la salud inmune se mantiene mediante las habilidades de organización exquisitas de una proteína llamada Pax5. El nuevo estudio publicado este lunes en 'Nature Immunology' muestra cómo Pax5 ayuda a organizar de manera eficiente la información genética (ADN) necesaria para que nuestras células inmunitarias mantengan su forma, función y ayuden a combatir las enfermedades.

Los hallazgos también sugieren que una ruptura en este proceso de organización por Pax5 podría aumentar el riesgo de enfermedades como el cáncer. La investigación fue dirigida por los doctores Rhys Allan y Tim Johanson, en colaboración con el profesor Stephen Nutt, el profesor de Bioinformática Gordon Smyth y la doctora Hannah Coughlan, del Instituto de Investigación Médica Walter y Eliza Hall.

Los investigadores han descubierto que una proteína llamada Pax5 ayuda a organizar meticulosamente el ADN en las células B inmunes. El ADN cuidadosamente organizado significa que las células pueden acceder fácilmente a las instrucciones genéticas necesarias para mantener funciones específicas para que el cuerpo esté sano. Los hallazgos también muestran cómo Pax5 podría ayudar al sistema inmunológico a protegerse contra enfermedades como el cáncer.

LA IMPORTANCIA DE MANTENER EL ORDEN

El doctor Johanson apunta que los investigadores habían demostrado, por primera vez, que Pax5 puede barrer el genoma y plegar, retorcer y almacenar el ADN de las células B de una manera fantásticamente ordenada, convirtiendo cada célula en una maleta repleta pero muy ordenada. "Esta organización inmaculada es crucial porque cada célula contiene aproximadamente dos metros de ADN, que es una gran cantidad de material que cabe dentro de algo más pequeño que un grano de arena", describe Johanson.

"Cada segundo de cada día, diferentes células requieren acceso a partes muy específicas del ADN para realizar una gran variedad de trabajos que nos ayudan a mantenernos saludables", afirma. Johanson, apuntando que la vida depende de que las células accedan a lo que necesiten, cuando lo necesitan. "Por ejemplo, las células B inmunes deben acceder a la información correcta para producir anticuerpos que potencialmente salvar vidas que son críticos para las vacunas y las respuestas inmunitarias", explica.

"Piense en cómo una maleta meticulosamente ordenada aumenta las probabilidades de encontrar una prenda de ropa específica en cualquier momento, y cómo una maleta revuelta podría actuar en nuestra cuenta a la hora de hallar lo que necesitamos. En el caso de nuestros cuerpos, la diferencia entre orden y el desorden puede ser una cuestión de vida o muerte", afirma.

Así, el doctor Allan apunta que el desorden del ADN podría llevar a errores "más allá de la línea". "Al parecer, pequeños errores en el proceso de organización del ADN pueden convertirse en factores muy serios para la enfermedad. La falta de instrucciones requeridas para funcionar puede poner a las células en riesgo de transformarse o convertirse en algo que quizás no deberían ser, como una célula cancerosa. Por lo tanto, no es sorprendente que Pax5 sea defectuoso en muchas leucemias infantiles", plantea.