21 de diciembre de 2009

Gripe.- Más de la mitad de las empresas tiene planes de contingencia para combatir la gripe A, según estudio

Dispensadores de jabón y más limpieza en la oficina, las principales medidas adoptadas para evitar contagios

MADRID, 21 Dic. (EUROPA PRESS) -

El 52 por ciento de las empresas a nivel mundial tiene un plan de contingencia local para combatir la gripe A y evitar contagios por el virus H1N1, aunque sólo una de cada cuatro (25%) los tiene integrados en todas las funciones y departamentos, según los resultados de un estudio de la consultora Mercer, que incluyó a casi mil entidades de todo el mundo.

Tras la aparición del nuevo virus, el pasado mes de abril, las empresas han mostrado su preocupación principalmente por la higiene y la prevención, la información de la salud y los consejos, la formación y la comunicación y la gestión del absentismo con respeto al virus H1N1.

Así, la mayoría instaló en los lugares de trabajo dispensadores de jabón aséptico para las manos (94%), aumentaron la frecuencia o intensidad de la limpieza de la oficina (64%), y ofrecieron sesiones de formación para sus empleados (54%).

Del mismo modo, las empresas también dan a conocer lo que esperan de sus empleados en caso de que la empresa se vea afectada por el virus H1N1, como reconocieron dos de cada tres entidades consultadas (67%). En algunas regiones, como América Latina (77%) y Asia (74%), esta comunicación ha sido algo más exhaustiva debido en gran parte a que la aparición del virus se ha producido con anterioridad en estas regiones.

Además, la mayoría de las empresas a nivel mundial que han informado a sus empleados sobre el virus H1N1 también han proporcionado información sobre la higiene personal, cómo lavarse las manos y cómo cubrirse al toser (98%), así como sobre protocolos de asistencia médica relacionados con la gripe (88%).

Más de la mitad (58%) de las empresas ha analizado cómo tener acceso a la información sobre posibles restricciones o provisiones en caso de cuarentena, señala Mercer en un comunicado.

Según este estudio, la mayoría de las empresas (95%) ha actualizado la información de contacto de sus empleados en caso de enfermedad, así como la información relativa a sus clientes para notificárselo en caso de interrupción del negocio. Sin embargo, sólo un tercio de las organizaciones de todo el mundo ha elaborado una guía para los empleados con el mensaje que se debería transmitir a los clientes y proveedores en caso de que el negocio fuese afectado por el virus.

SÓLO UN TERCIO CONSULTÓ CON ESPECIALISTAS

Sin embargo, sólo un tercio de estas empresas (37%) reconoció haber consultado con especialistas médicos y de gestión del absentismo para revisar las previsiones de duración de ausencias y de vuelta al trabajo de sus empleados.

Según la directora del Área de Salud de Mercer, Marisol Sanz, "las organizaciones de todo el mundo afrontan las mismas preocupaciones y dudas con respeto al virus H1N1", reconociendo que los "planes de contingencia son cruciales y deberían definir cómo maximizar la salud, la seguridad y la productividad en el lugar de trabajo en caso de una situación de pandemia".

Además, recomendó aprovechar la ocasión para evaluar "la política de recursos humanos y los beneficios, así como los canales de información y comunicación con los empleados", añadió.

Del mismo modo, advirtió a las empresas que no tengan planes de contingencia que "deberían desarrollarlos de inmediato porque, si no, cuando aparezca una epidemia o desastre, podría ser muy tarde", resaltó Sanz.