24 de agosto de 2009

Gripe.- El conseller de Salud balear considera que "no tiene ningún sentido" retrasar el inicio del curso escolar

PALMA DE MALLORCA, 24 Ago. (EUROPA PRESS) -

El conseller de Salud y Consumo de Baleares, Vicenç Thomàs, señaló hoy que retrasar el inicio del curso escolar para evitar un posible contagio de la gripe A entre los alumnos "no tiene ningún sentido desde el punto de vista epidemiológico", no obstante, según matizó, será en el Consejo Interterritorial de Educación previsto para el próximo 1 de septiembre cuando se adopte alguna decisión al respecto.

En declaraciones a los periodistas después de visitar el autobús de la Fundació Banc de Sang i Teixits, el conseller remarcó que no es competencia de la autoridad sanitaria tomar una resolución sobre esta materia, de manera que su área se limitará a trasladar toda la información que posee sobre la enfermedad al Consejo.

Asimismo, indicó que, dentro de unos márgenes, todas las Comunidades Autónomas "intentarán hacer lo mismo" puesto que, según entendió, el "mensaje debe ser lo más unitario" posible.

Por otra parte, en referencia al hecho de que el Sindicato Independiente de Docentes de la Enseñanza de Baleares (ANPE) haya reclamado retrasar el inicio del curso hasta que se vacune a todo el alumnado, Thomàs señaló que "no es oportuno" lanzar mensajes sin tener toda la información.

El titular de Salud reiteró que el 98 por ciento de los casos de gripe son leves. Asimismo, detalló que la vacuna para la enfermedad "todavía no existe".

DOS PERSONAS EN LA UCI

El pasado viernes la Conselleria informó que dos personas permanecen hospitalizadas en Baleares en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), tras sendos casos graves de gripe, enfermedad que posee una tasa de incidencia en las islas de 51,24 casos por cada 100.000 habitantes en el periodo comprendido entre el 9 y el 15 de agosto, lo que supone un aumento del 42 por ciento, en relación a la semana anterior.

Así, en caso de mantenerse este índice, sólo faltarían 8,76 casos más a la semana para que la Conselleria activase en Baleares el Nivel 1 de incidencia, en el marco de su Plan de Contingencia contra la enfermedad, y que corresponde con una tasa semanal de gripe de entre 60 y 350 casos por cada 100.000 habitantes.