8 de julio de 2009

Gripe.-La consejera de Salud dice que la situación es de normalidad en el campamento de Cazorla, que continúa abierto

SEVILLA, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, María Jesús Montero, hizo hoy un llamamiento a la "tranquilidad más absoluta" ante la aparición de posibles nuevos casos compatibles con el virus de la gripe AH1N1 en siete niños de un campamento de Cazorla (Jaén), hasta el punto de que dicho recinto de ocio continúa abierto.

A preguntas de los periodistas previas a su comparecencia ante la Comisión de Salud del Parlamento andaluz, la titular del ramo aseguró que en todos estos casos "sólo se tienen síntomas", si bien admitió que desde su departamento se ha actuado "con extremado celo" nada más tener conocimiento de los mismos, activado para ello el protocolo de actuación que se fija en estos casos.

Montero, quien declaró que en todos estos casos los niños cursan "con síntomas leves", explicó que se llamó a los padres para que se pudiesen llevar a sus hijos a sus domicilios, previo a una toma de muestras de los pequeños que ya se han remitido al laboratorio de referencia andaluz, situado en el Hospital Virgen de las Nieves de Granada, y de las que aún se está a la espera de conocer sus resultados.

"No hemos tenido que emprender ninguna medida adicional más porque se tratan de síntomas leves y sin ninguna repercusión clínica", zanjó la titular del ramo, quien insistió que la actuación que han emprendido responde "al principio de precaución, aunque nos pareció conveniente que los familiares estuviesen informados y que aquellos que se encontraban mal se fueses a sus casas para que se recuperen normalmente".

De hecho, y preguntada al efecto si en el campamento se ha tomado alguna medida especial o se ha tenido que cerrar, señaló que no ha sido necesario, que se ha actuado "con extremado celo" y que se ha activado el protocolo de actuación, fundamentalmente tomando las muestras y enviando a sus domicilios a los niños con síntomas. "Incluso puede ser que estos niños no tengan la gripe, sino una infección viral de otro tipo", afirmó.

No obstante, reconoció que entre los padres "haya podido surgir cierta inquietud", si bien reiteró que todo sigue con "absoluta normalidad" dentro del campamento y que de los más de 80 casos que se han registrado hasta el momento en la comunidad todos han cursado con síntomas leves. En este punto, explicó que los "únicos casos" que cursan más graves son aquellos en los que los pacientes "ya tenían una patología de base, como ocurre también con la gripe estacional o cuando se tiene otro problema".

En cuanto al estado del niño de 12 años ingresado en la UCI del Hospital Virgen del Rocío, señaló que a lo largo de la tarde se podrá tener datos más precisos de su estado, aunque adelantó que "sigue estable" y que la noche "la ha pasado sin variación del estado de salud".

Respecto a las 15 enfermeras de los hospitales de Puerto Real y Puerta del Mar, en Cádiz, enfatizó que siguen en sus domicilios y que evolucionan favorablemente. En este sentido, indicó que la gripe cursa por lo general con un período de cinco a siete días, por lo que confió que cuando pase ese período "imagino que se incorporaran a su vida normalizada".