16 de septiembre de 2009

Gripe.- La consejera de salud de Aragón evitará "matar moscas a cañonazos", aunque se contemplen todos los escenarios

ZARAGOZA, 16 Sep. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud del Gobierno de Aragón, Luisa Noeno, evitará "matar moscas a cañonazos" ante la pandemia de la gripe A, aunque el Gobierno autónomo contempla todos los escenarios, es decir, que también prevé que la gripe A evolucione de "peor" manera a como lo ha hecho hasta ahora, o no. Noeno compareció en la tarde de ayer, martes 15 de septiembre, ante la Comisión de Sanidad de las Cortes autónomas.

La titular de Salud dio cuenta del plan del Ejecutivo autónomo contra la pandemia y comentó que, del 30 de agosto al 5 de septiembre se registró en Aragón una tasa de casi 41 casos por cada 100.000 habitantes, y los casos cursan de manera "leve" con una evolución "favorable", al responder "bien" a los tratamientos convencionales. Los datos se sitúan en un nivel "similar" a territorios del entorno e, incluso, por debajo, ya que en Francia la proporción es de 57 por cada 100.000.

La consejera de Sanidad resumió las actuaciones del Gobierno autónomo, entre ellas la aplicación de los acuerdos alcanzados por la comunidad científica internacional y aceptados por las instituciones globales, así como la permanente coordinación con otras comunidades autónomas, la "transparencia informativa" hacia la ciudadanía y la utilización, únicamente, de las "evidencias" sanitarias sobre la materia, acciones que el Departamento continuará desarrollando.

Luisa Noeno continuó aludiendo al Pleno del Consejo Interterritorial de la Salud celebrado el pasado 22 de julio, donde se acordaron actuaciones como la prevención en centros sanitarios, las medidas de control en centros educativos, los criterios comunes para la respuesta a la pandemia desde los centros de salud de cada comunidad autónoma.

La titular de Sanidad prosiguió afirmando que, desde mediados de julio, la tasa de enfermos ha descendido progresivamente en el hemisferio Sur, pese a ser esa la época del invierno en aquella parte del planeta, y además la letalidad "ha sido baja" y el virus no ha mutado, una de las grandes preocupaciones de la comunidad científica.

Noeno comentó que "en breve" puede estar disponible la vacuna preventiva, pero avisó de que "no podemos bajar la guardia" y recordó que este germen infeccioso es "inédito", de ahí que la evolución de la epidemia sea "impredecible".

"No nos enfrentamos a un problema de gravedad clínica, sino de volumen de afectados", dijo, y consideró que es preciso reducir el impacto de la pandemia en la población. Noeno abogó por reforzar los sistemas de captación de información para conocer el impacto de la pandemia y la carga de trabajo de los servicios públicos sanitarios. La consejera indicó que la cantidad de infectados en la comunidad autónoma puede ser del cuatro, el 10, el 25 y el 35 por ciento de la población. El objetivo del Departamento de Salud es que el número de casos sea el menor posible y evitar la progresión de su expansión.

Luisa Noeno recomendó la adopción de pautas de protección individual como "la adecuada higiene personal" e, incluso, el "distanciamiento social" si la pandemia alcanza en Aragón cotas elevadas. La titular de Salud señaló que, en el ámbito laboral, la Administración está trabajando para la prevención de la pandemia. Sindicatos y patronal disponen de una guía para desarrollar planes de contingencia y para que informen al Gobierno autónomo.

Noeno dijo que la mayoría de los Gobiernos guardan un "equilibrio" respecto de las previsiones, al desconocerse cuál puede ser la evolución. La consejera dijo que "tenemos la obligación de responder a cualquier situación, aunque no matando moscas a cañonazos" y comentó que "no estamos en un lugar fuera del mundo", reivindicando así la necesidad de "escuchar" los criterios de la OMS.

La titular de Sanidad afirmó que "la pandemia es mundial", en parte por la intensa circulación de personas por todo el mundo. Noeno dijo que la gripe "es nueva" y "ataca más a algunos grupos". Noeno indicó que las Administraciones públicas han consensuado la decisión de no permitir la venta libre del medicamento antiviral. "Los antivirales hay que tomarlos con prescripción médica", subrayó.

GRUPO

El diputado autonómico de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, coincidió con Noeno en la necesidad de evitar que "elementos ajenos nos metan presión a la hora de tomar decisiones" y preguntó a la consejera si la gripe A es más o menos peligrosa que la "normal", tras lo que consideró que "se ha sobredimensionado el problema, se ha sobreactuado", con la consiguiente preocupación para la sociedad.

El también coordinador general de IU-Aragón opinó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) tiene "poca credibilidad" y puso como ejemplo la amplia diferencia entre los 300 fallecidos que hubo, años atrás, con la gripe aviar y los 50 millones de muertos que preveía este organismo de la Organización de Naciones Unidas (ONU). "Informemos a la ciudadanía de lo que estamos hablando" realmente, propuso Barrena, quien vinculó la alarma con el coste millonario de los tratamientos.

La presidenta de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, dijo que "van a ser peor las consecuencias del pánico que se ha generalizado que las de la gripe en sí", tras lo que recordó el caso de la talidomida, un medicamento inyectable que se retiró súbitamente, en España y otros países hace varias décadas, al comprobarse que provocaba malformaciones en fetos, en especial la focomelia, esto es, la cortedad de las extremidades y preguntó si "está comprobado" que la vacuna contra la gripe A no tiene efectos secundarios.

El portavoz sanitario del PP, Ricardo Canals, criticó a la consejera Noeno por "preocupar más" a los pacientes por el contenido de las declaraciones públicas que la consejera ha realizado desde el inicio de la pandemia. También criticó la tardanza del Departamento en elaborar protocolos para el personal sanitario.

Canals prosiguió afirmando que ni los padres, ni los docentes ni los Grupos Parlamentarios "sabíamos nada" sobre el abordaje de la pandemia en los centros educativos cuando comenzó el curso escolar no universitario, días atrás. "Hay un auténtico barullo, una información muy confusa", dijo Canals, quien negó que haya "consenso" entre las Administraciones autonómicas, como demuestra --a su juicio-- el hecho de que hay regiones que han empezado el año escolar por su cuenta.

El socialista Eduardo Alonso invitó a todos a mantener "la calma" y señaló que es "obligación" del Departamento "ponerse en el peor caso", tras lo que deseó "todo lo mejor" al Gobierno autónomo para que pueda "timonear esta situación" lo mejor posible durante los próximos meses del invierno.

El regionalista Javier Callau aplaudió el plan elaborado por el Gobierno de Aragón, del que dijo estar seguro de que "funcionará bien" y subrayó que la pandemia ubica a la población en una situación que no será "mejor ni peor" que otras, tras lo que se preguntó a cuánto se elevarán los "pingües beneficios" de la industria farmacéutica.