27 de marzo de 2006

Gripe (Ampliación).- El Gobierno dice que se han analizado más de 20.000 muestras de aves y todas han dado negativo

El principal riesgo de gripe aviar sigue siendo la migración de aves desde Africa

MADRID, 27 Mar. (EUROPA PRESS) -

La ministra de Agricultura, Pesca y Alimentación, Elena Espinosa afirmó hoy en el Senado que hasta ahora se han analizado más de 20.000 muestras como medida de prevención de la gripe aviar, sin que haya aparecido ningún caso positivo, y se ha superado así el número de pruebas previsto en el programa aprobado por Bruselas para España.

En su comparecencia en la Comisión de Agricultura de la Cámara Alta, Espinosa subrayó que el "Gobierno seguirá actuando con prudencia y rigor científico" en relación con la influenza aviar, en estrecha colaboración con las comunidades autónomas, y actuará "con absoluta transparencia para con el sector, los consumidores y la sociedad en general".

La ministra resaltó que el Ejecutivo realiza un análisis de riesgo a medida que va recibiendo información sobre la evolución epidemiológica de la enfermedad y estudia su incidencia de cara a una eventual entrada de la gripe aviar en España. "Estamos preparados para afrontar esta enfermedad en caso de que aparezca, evitando su difusión", resaltó.

Espinosa reconoció que el principal riesgo de gripe aviar siguen siendo las aves migratorias procedentes de Africa, donde la propagación ha sido muy rápida, con 56 focos de la enfermedad entre Nigeria, Níger, Camerún y Egipto, a lo que se suman las fuertes sospechas de brotes en Ghana y Senegal.

No obstante, la titular de Agricultura, Pesca y Alimentación precisó que "nos encontramos en la última fase del periodo de migraciones" que terminará a finales del próximo mes de abril.

CASOS EN 11 PAISES DE LA UE.

Como segundo factor de riesgo, señaló que en los últimos meses se han registrado casos de gripe aviar en 11 países de la UE como Francia, Grecia, Italia, Alemania, Eslovenia, Austria, Hungría, Eslovaquia, Polonia, Suecia y Dinamarca, así como en varios países del entorno de los Veinticinco como Suiza, Bulgaria, Serbia o Albania.

No obstante, los sistemas de producción, la estructura de los servicios veterinarios y la sensibilización de los ciudadanos en general, "han hecho posible un control efectivo por parte de las autoridades veterinarias en estos países", habiéndose confirmado solo dos casos de la enfermedad en granjas, en Francia y Suecia, indicó.

Sobre las medidas puestas en marcha en España, incidió en la puesta en marcha de una campaña de sensibilización dirigida a ganaderos, servicios veterinarios de las comunidades autónomas, servicios de protección de la naturaleza de la Guardia Civil y ecologistas para llevar a cabo una vigilancia pasiva y detectar cualquier incremento anormal de la mortalidad de la avifauna.

Espinosa también resaltó la formación para veterinarios de las comunidades autónomas, empresas integradoras y agrupaciones de Defensa Sanitaria, así como el refuerzo de los controles y el sistema de vigilancia dirigidos a verificar la prohibición de importación de aves y productos de las zonas afectadas.

Para responder con celeridad en caso de aparición de un brote, destacó la actualización del manual de operaciones en el que se detallan los procedimientos de control de la enfermedad, la elaboración de las normas de bioseguridad en explotaciones avícolas, y el protocolo de actuación preparado para personas expuestas a aves o animales infectados.

10 MILLONES DE VACUNAS.

Espinosa recalcó además que se han adquirido 10 millones de dosis de vacuna bivalente, 175.000 kits de pruebas de diagnóstico rápido distribuidas a las comunidades autónomas y 5.000 unidades de material básico para la toma de muestras.

Al mismo tiempo se ha contratado a 14 veterinarios para estudiar las condiciones de bioseguridad de las explotaciones avícolas en zonas de riesgo, se han adquirido dos sistemas móviles para sacrificio de aves, con una capacidad máxima de 6.000 animales por hora y se ha comprado equipo de protección personal, para cuando fuera necesario realizar tareas de limpieza y desinfección en caso de aparición de la enfermedad.

CONSUMO DE PRODUCTOS AVICOLAS.

La ministra consideró además que las campañas de información puestas en marcha por el Gobierno han dado los resultados esperados, ya que el consumo de productos avícolas en España no se ha resentido en igual medida que en otros países comunitarios libres de la enfermedad.

En este sentido, Espinosa apostó por mantener un trabajo coordinado con las comunidades autónomas "pero sin causar alarmas innecesarias que puedan derivar en descensos en el consumo de productos avícolas". "Queremos ser responsables", sostuvo.