30 de septiembre de 2009

Gripe.- El absentismo laboral, las pérdidas y los gastos extra, preocupaciones de los empresarios ante la pandemia

El problema de esta pandemia no es la letalidad, sino el "panico" que puede generar

MADRID, 30 Sep. (EUROPA PRESS) -

El potencial impacto del absentismo laboral, el aumento del riesgo de pérdida de ingresos y los gastos extraordinarios que podría generar la gripe A en los meses de invierno son las principales preocupaciones de los empresarios que se dieron cita en la Jornada 'Gripe A y Planes de Prevención en el Entorno Laboral', organizada por Aon Consulting en Madrid.

En este sentido, el director del Servicio de Medicina del Trabajo y Prevención de Deloitte, Javier Sanz, destacó que el problema de esta gripe "no es la letalidad, sino el pánico que puede generar esta situación". "La gripe aviar, por ejemplo, afectó a pocas personas, pero su tasa de mortalidad alcanzó el 50 por ciento. En cualquier caso, es fundamental contar con planes que permitan la continuidad del negocio", indicó.

En relación con la asistencia sanitaria, una epidemia de gripe A supone una situación excepcional que demanda soluciones a muchos niveles, por lo que existirá la necesidad de complementar los servicios públicos con los privados.

Según la doctora Mª José Sanagustín, directora de Salud de Aon Consulting, para la empresa es "importante analizar la postura de las compañías aseguradoras privadas y comprobar el alcance de sus propias pólizas". "La práctica totalidad de las compañías de salud excluye en sus condicionados la cobertura asistencial de las epidemias declaradas oficialmente, aunque la postura de la mayoría es aceptar los gastos de asistencia ambulatoria hasta que se llegue a la sospecha del diagnóstico", apuntó.

En cuanto a los seguros de accidentes y de vida, la gripe A, al tratarse de una enfermedad, no es objeto de cobertura por los primeros. En relación con los seguros de vida, en la mayor parte de las pólizas estaría incluido tanto el fallecimiento como la invalidez ocasionada por la pandemia, aunque las compañías aseguradoras no esperan incidencias significativas en la siniestralidad y en principio le darán el mismo tratamiento que a cualquier otro siniestro.

Según el director Técnico de Aon Risk Services, Javier Pérez, los seguros de daños patrimoniales y lucro cesante "no proporcionan cobertura ante los riesgos derivados de una pandemia".

"Existen extensiones de cobertura que cubren pérdidas de ingresos y gastos adicionales no originados por un daño material y que podrían dar solución a ciertos riesgos, aunque el mercado asegurador ha restringido la suscripción de extensiones especiales para riesgos de pandemia y en el caso de que puedan negociarse, su alcance sería muy limitado y con coste adicional", aseveró.

En cuanto a las reclamaciones por responsabilidad civil, sería necesario que concurrieran todos los requisitos generales --acción u omisión, culpa, daño y nexo de causalidad-- para que el asegurado sea considerado responsable por un órgano judicial, y las posibilidades de que esto ocurra son reducidas.

En el caso de reclamaciones de empleados, el mercado asegurador interpreta que el hecho de contraer gripe A no constituye accidente laboral, por lo que no estarían cubiertas. Sólo en el caso de que un órgano judicial dictaminara lo contrario habría que examinar las exclusiones de la póliza y analizar las posibles consecuencias.

En cuanto a las pólizas habituales de responsabilidad civil, no contienen en la actualidad ninguna mención específica a la gripe A ni exclusiones genéricas relacionadas con pandemias, ni está previsto que introduzcan por parte del mercado asegurador.

LA PANDEMIA, "UNA OPORTUNIDAD"

Por otra parte, la pandemia de gripe A puede ser una oportunidad para que las organizaciones revisen y actualicen sus planes de continuidad de negocio, e incluso de que aquéllas que no cuenten con uno se planteen su puesta en marcha.

Desde el punto de vista del consultor, estos planes deben ser exhaustivos e incluir aspectos, como la gestión de la crisis, la comunicación, la gestión del personal, la recuperación de infraestructuras, negocio y mantenimiento.

Según Fernando Caballero, director de Aon Global Risk Consulting, "los planes de continuidad normalmente abordan los escenarios más conocidos, pero la mayoría no contempla situaciones como las planteadas por una pandemia u otro evento extremo".