12 de mayo de 2015

Prueban con éxito una molécula que mejora el pronóstico de pacientes con ictus

Ultiman una técnica para mejorar la evaluación de tratamiento en cáncer colorrectal y un programa de entrenamiento emocional en trastorno mental

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 May. (EUROPA PRESS) -

   Los neurólogos Miguel Blanco y José Castillo, médicos del Complejo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS), lideran un estudio que ha probado con éxito el efecto de una molécula que mejora el pronóstico en pacientes que han sufrido un ictus.

   Este es uno de los proyectos más avanzados de entre los seleccionados por el Servizo Galego de Saúde (Sergas) para tomar parte en el Programa Pris, destinado a detectar investigaciones médicas con aplicación directa en pacientes y posibilidad de comercialización empresarial que estén llevando a cabo médicos de la sanidad gallega.

   Para este proyecto, que se financia a través del programa InnovaSaúde, el Sergas preseleccionó 32 proyectos de investigación y, finalmente, se quedó con los 10 más avanzados, para los que se ha conformado un proyecto de desarrollo y comercialización.

   La directora xeral de Innovación, Sonia Martínez Arca, ha participado este martes en Santiago en un desayuno informativo en el que ha hecho hincapié en la necesidad de apoyar proyectos que puedan tener un retorno económico y generar empleo, así como en trasladar estas investigaciones a los pacientes.

   En el acto han participado además los responsables de los tres proyectos más avanzados dentro del Programa Pris, que se encuentran ya en fase de ensayo clínico.

PACIENTES CON ICTUS

   El primero de estos proyectos, bajo la coordinación de los neurólogos del CHUS Miguel Blanco y José Castillo, analiza la evolución de los pacientes que han sufrido un ictus, una patología que supone la primera causa de discapacidad en Galicia.

   En concreto, la investigación se ha centrado en el efecto que tiene el glutamato --sustancia que se libera en el cerebro tras sufrir un ictus-- en el paciente, de modo que se ha podido determinar que los enfermos con mayores niveles de glutamato presentan peor pronóstico a largo plazo.

    Sin embargo, estos investigadores han conseguido determinar que la reducción de los niveles de glutamato en sangre a través de una molécula sintetizada --CBG000592-- tiene efecto en su reducción en el cerebro si se aplica en las primeras horas tras sufrir un ictus, con los consecuentes efectos positivos para la recuperación del paciente.

   El proyecto se encuentra en estos momentos en su segunda fase y confía en aplicar el tratamiento hasta a 50 pacientes antes de fin de año, de modo que durante 2016 pueda iniciarse una tercera fase a mayor escala y tener este producto en el mercado en un plazo de dos a tres años, ha explicado el doctor Miguel Blanco.

CÁNCER COLORRECTAL

   Otro de los proyectos que ultima sus pruebas es el que coordina el oncólogo del CHUS Rafael López, que estudia una nueva técnica para detectar de forma más temprana la respuesta al tratamiento de pacientes con cáncer colorrectal metastásico.

   En concreto, este proyecto se basa en un test que detecta genes en sangre de células tumorales circulantes, una prueba que puede hacerse un mes después de iniciar el tratamiento frente a las 12 semanas actuales.

   Esta prueba, que beneficiaría en torno al 70 por ciento de los casos de cáncer colorrectal metastásico --que presentan células tumorales circulantes en sangre-- permitiría disminuir el tiempo de espera para evaluar la efectividad del tratamiento, aplicar tratamientos más eficaces y, de demostrarse su "robustez", reducir el número de TAC que se realizan para este mismo fin. Según los datos preliminares, la fiabilidad de este test es buena y en el 26 por ciento de los casos fue mejor que la del TAC.

   El grupo del doctor Rafael López está aplicando este test en tres hospitales gallegos de forma experimental --Vigo, Ferrol y Santiago--. Tras 50 registros iniciales, el proyecto está ahora trabajando con 29 pacientes y espera llegar a los 50 antes de fin de año para obtener resultados.

HERRAMIENTA DE ENTRENAMIENTO EMOCIONAL

   El último de los proyectos, el más avanzado, está desarrollado por el psiquiatra del CHUO Alejandro García Caballero, cuyo equipo ha diseñado una herramienta online --compuesta por un juego, un corto, una aventura gráfica y una serie de ejercicios visuales-- para mejorar la detección de emociones y el comportamiento social en pacientes con trastorno mental grave.

   García Caballero ha hecho hincapié en los efectos negativos que tiene para los pacientes con trastorno mental grave su dificultad para identificar e interpretar emociones e interacciones sociales, lo que les lleva al aislamiento.

   Para evitar esta situación, su equipo ha desarrollado una herramienta online con la que, desde sus domicilios y bajo control médico, los pacientes pueden mejorar su reconocimiento de emociones y el lenguaje figurado. El proyecto está en fase de ensayo clínico con pacientes con esquizofrenia en A Coruña, Santiago, Ourense y Vigo.

Para leer más