15 de junio de 2009

Galicia.-Los gallegos que emigraron a países industrializados tienen doble riesgo de padecer enfermedad inflamatoria intestinal

El cáncer de estómago es más frecuente en Galicia que en otras CC.AA. y el 50% de la población está infectada con 'helicobacter pylori'

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 15 Jun. (EUROPA PRESS) -

Los gallegos que emigraron a países industrializados como Suiza, Alemania o Suecia tienen doble riesgo de sufrir enfermedad inflamatoria intestinal (EII) que los que se fueron a Sudamérica o aquellos que residieron siempre en la comunidad.

Así lo explicó en declaraciones a Europa Press el jefe del Servicio de Aparato Digestivo del complejo hospitalario compostelano, Enrique Domínguez, que está integrado también en un grupo del Instituto de Investigación Sanitaria de Santiago.

El doctor Domínguez señaló que este estudio fue realizado con varias generaciones de gallegos que fueron diagnosticados de la enfermedad de Crohn y colitis ulcerosa --una enfermedad inflamatoria del colon-- y comparados con personas sanas.

La investigación constató que pacientes "genéticamente gallegos" diagnosticados de enfermedad inflamatoria intestinal habían estado emigrados varios años en países más industrializados, como Alemania y Suiza, mientras que otros que residieron en zonas menos industrializadas no presentaban un incremento de riesgo de desarrollar esta patología, presentando un nivel "similar o inferior" a los residentes en Galicia.

Sin embargo, Enrique Domínguez puntualizó que hayan visto doblado el riesgo de tener esta enfermedad puede obedecer a factores ambientales e infecciosos sumados a la predisposición genética, pero afirmó que los factores asociados, que alteran la respuesta inmune, "se desconocen".

Este estudio forma parte de las 17 comunicaciones que el Complexo Hospitalario Universitario de Santiago (CHUS) presentará en Madrid en la Semana de las Enfermedades Digestivas, que se celebra desde ayer, día 13, hasta el 16 de junio con expertos nacionales e internacionales de la especialidad.

IMPACTO PSICOLÓGICO

Otra de las comunicaciones de los representantes del CHUS se centra en el impacto psicológico de la Enfermedad de Crohn (EC) en pacientes en remisión, que suelen presentar riesgo de ansiedad y depresión.

En este sentido, el doctor Domínguez comentó a Europa Press que cuando el paciente está en fase de enfermedad activa "su calidad de vida disminuye" y tiene tendencia de sufrir depresión y estados de ansiedad.

Pero cuando la persona está bien y la enfermedad remite también, según recalcó, el paciente "tiene una calidad de vida disminuida" y presenta "con frecuencia" síntomas de depresión y ansiedad. Por ello, aunque reconoció que "es pronto demostrar que dar apoyo psicológico le beneficia", recomendó la incorporación de psicólogos clínicos en las unidades de enfermedad inflamatoria intestinal de los hospitales.

Este aspectos centra otro estudio que están realizando investigadores del CHUS con el objetivo de determinar el beneficio del apoyo psicológico a pacientes con esta patología, cuya incidencia "ha incrementado drásticamente" en los últimos años y "ha obligado a tener cuidados específicos".

Enrique Domínguez apuntó que la enfermedad inflamatoria intestinal hace unos 20 años estaba en el grupo de las denominadas "raras", que afectaba sobre todo a países más industrializados que España, como los nórdicos y Estados Unidos.

El cáncer de colon es el más frecuente dentro de los relacionados con el aparato digestivo, unos 40.000 pacientes en España anuales; mientras que el de páncreas resulta el más "maligno y agresivo", con unos 2.500 afectados al año, según precisó el especialista.

CÁNCER DE ESTÓMAGO

En concreto, Domínguez resaltó que en Galicia el cáncer de estómago es más frecuente que en otras regiones desarrolladas como Madrid o Barcelona y presenta una tasa similar a Portugal. El principal factor es la infección por 'helicobacter pylori', bacteria que causa úlcera de estómago.

De este modo, recalcó que en Galicia la tasa de infección por el 'helicobacter pylori' es "alta". Se trata de una bacteria que se adquiere por la boca y se relaciona mayoritariamente con el consumo de agua de pozos que no está tratada; así como con la ingesta de fruta que no se ha lavado adecuadamente, entre otros factores.

Al respecto, este especialista concretó que las personas que consumen agua de pozo presentan "más riesgo" de tener esta bacteria, lo que hace que las condiciones en la comunidad favorezcan que la tasa de afectados sea mayor, que estimó en un 50 por ciento de la población. "Y la inmensa mayoría no lo sabe", dijo y sentenció que "es asintomática".

-. Firma: AVI .-