20 de junio de 2012

El fútbol y otros deportes de élite podrían generar síntomas de ansiedad entre futbolistas y seguidores

El fútbol y otros deportes de élite podrían generar síntomas de ansiedad entre futbolistas y seguidores
RFEF

MADRID, 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El fútbol y otros deportes de élite "podrían generar síntomas de ansiedad entre futbolistas y seguidores", según explican los expertos del Centro de Estudios Especializados en Trastornos de Ansiedad (CEETA). Los especialistas han realizado esta advertencia con motivo de uno de los veranos con más eventos deportivos de los últimos años al coincidir la Eurocopa de fútbol y los Juegos Olímpicos.

El mundo del deporte genera en ocasiones "ansiedad, presiones, miedos, estrés y agresividad". Si esta sintomatología no se sabe sobrellevar puede ser "perturbadora y mermar el rendimiento", indican miembros del CEETA.

Sin embargo, esta situación también se reproduce en los aficionados, que "padecen estos síntomas cada vez que toman contacto con alguna noticia asociada con el fútbol", señalan los expertos. Además, esto provoca que no puedan evitar "desenlaces negativos", observan.

En este sentido, el fútbol elevar los niveles de adrenalina y nerviosismo en los simpatizantes. La primera genera tanta expectativa que aumenta los niveles de tensión y "éstos se traducen en altos niveles de ansiedad", aseguran. El resultado final es sensación "de malestar importante, ira, irritabilidad y problemas de concentración", lamentan.

Para la directora del CEETA, Marina Dolgopol, el deporte rey "puede provocar crisis de pánico o trastornos por ansiedad generalizada que se traducirían en una preocupación excesiva con síntomas físicos coincidentes". Estas situaciones críticas "pueden aparecer aisladamente o estar acompañadas de la sensación de pérdida de control, de tener un infarto o de palpitaciones, sudoración, temblores y náuseas", añade la experta.

En cuanto al tratamiento, el indicado es la terapia cognitiva conductual, donde terapeuta y paciente "trabajan de forma focalizada para lograr la disminución de la actividad fisiológica propia de estos cuadros", mantiene la responsable del CEETA. Para actuar con rapidez, Dolgopol recomienda consultar con expertos en el tema y "no dejar que estos trastornos avancen por el riesgo que conllevan de cronificación".