17 de enero de 2012

La Fundación José Carreras ratifica la ilegalidad de DKMS en relación con la captación de donantes de médula ósea

MADRID, 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Internacional José Carreras, que gestiona el Registro Español de Donantes de Médula Ósea (REDMO), insiste en la ilegalidad de las actuaciones de la empresa alemana DKMS en España, en un comunicado conjunto con la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), hecho público este martes por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

En declaraciones a Europa Press, el director del Registro de Donantes de Médula Ósea REDMO, el doctor Enric Carreras, ha reiterado que DKMS no dispone ni de las autorizaciones legalmente exigibles, ni de los convenios y acuerdos de colaboración que habilitan para realizar funciones que son competencia del Sistema Nacional de Salud (SNS).

"Pretenden sobre el papel promocionar la donación en España pero para ello deberán cumplir los mismos pasos que nosotros", añade, al tiempo que recuerda que "en España hay una normativa sanitaria bien establecida". Por tanto, afirma, "la empresa alemana tendrá que dar los pasos correspondientes y no hacer llamamientos a la población sin autorización".

Carreras recuerda que para desarrollar su actividad la Fundación Internacional José Carreras ha tenido que disponer de un Acuerdo Marco con el ministerio; firmar 17 convenios bilaterales con todas las comunidades autónomas; inscribir el REDMO como centro sanitario, y obtener la autorización de establecimiento de tejidos para poder desarrollar su actividad según la legislación vigente.

Además, ha obtenido la autorización administrativa de la Dirección General de Salud Pública de Sanidad para la importación y exportación de muestras biológicas; registrar su base de datos en la Agencia Española de Protección de Datos; y, además, debe anualmente a las auditorias de máximo nivel de seguridad.

"Todo ello para asegurar que los pacientes y los donantes reciben una atención de la suficiente calidad que merecen y para que el SNS pueda controlarlo", afirma el director del registro.

El trabajo de la fundación consiste en ser los receptores de donantes voluntarios registrados en cada una de las comunidades autónomas, gestionar el registro nacional de donantes de médula ósea y buscar donantes para los pacientes españoles en este registro y en el esto del mundo y todo, recuerda, "de modo evidentemente altruista".

Por tanto, esta actividad "delegada" por Sanidad desde 1994 en la Fundación Internacional José Carreras - REDMO, están "auditadas y controladas por las autoridades sanitarias nacionales y autonómicas", mediante los correspondientes acuerdos, que "garantizan la confidencialidad y seguridad de pacientes y donantes".

No obstante, aclaran que DKMS es una organización alemana dedicada a la captación de donantes de médula ósea, "legal en su país y con una gran actividad", el problema es que "DKMS- España está intentando ilegalmente desarrollar actividades que según la legislación española son competencia a Sanidad y a las comunidades autónomas".

Por tanto, tras celebrar este lunes la comisión de seguimiento del Acuerdo Marco que establece las competencias de REDMO, y donde se abordaron las actividades en España de la empresa alemana, la FJC-REDMO se ha unido a la ONT para declarar la ilegalidad de las actuaciones de DKMS.