26 de julio de 2019

La financiación en I+D para prevenir el VIH aumenta tras cinco años de reducciones

La financiación en I+D para prevenir el VIH aumenta tras cinco años de reducciones
Infografía de la inversión en I+D para prevenir el VIH a nivel mundial entre los años 2000 y 2018HIV PREVENTION RESEARCH & DEVELOPMENT INVESTMENTS

CIUDAD DE MÉXICO, 26 Jul. (Del enviado especial de EUROPA PRESS, David Guirao) -

La financiación en I+D para la prevención del VIH aumentó en un 1,2 por ciento en 2018 con respecto al año anterior, con una subida de unos 13 millones de dólares (11,67 millones de euros). De esta forma, es la primera vez en cinco años que crece la aportación, según el informe 'HIV Prevention Research & Development Investments, 2018: Investing to End the Epidemic', publicado esta semana con motivo de la conferencia de la Sociedad Internacional de Sida (IAS 2019), que se ha celebrado en Ciudad de México.

El documento revela que hubo una variación significativa en la inversión por categoría de tecnología. Así, la financiación de la investigación y el desarrollo aumentó para la profilaxis pre exposición (PrEP), la prevención de la transmisión de madre a hijo y los preservativos femeninos, mientras que para vacunas preventivas, microbicidas, la circuncisión masculina voluntaria (VMMC, por sus siglas en inglés) y el tratamiento como prevención (TasP, por sus siglas en inglés) disminuyó con respecto al año anterior.

Con tres cuartas partes de la financiación total, las vacunas preventivas siguen constituyendo la mayor parte de la financiación general para la prevención del VIH, con 842 millones de dólares (756 millones de euros), seguidas de los microbicidas (126 millones de euros) y la PrEP (98 millones de euros). La proporción relativa de la inversión en PrEP ha ido en aumento desde 2016 y ha llegado a un máximo del 9,6 por ciento, según las estimaciones más recientes del trabajo. De hecho,

En comparación con los datos de 2017, se observó una ligera disminución de la inversión en el sector público (-0,5 por ciento), mientras que la inversión filantrópica se mantuvo sin cambios. La inversión mundial del sector privado aumentó un 30,8 por ciento hasta alcanzar los 74,7 millones de dólares (67 millones de euros).

El sector público siguió dominando, representando el 79 por ciento de la inversión mundial (807 millones de euros), y los sectores filantrópico y privado siguieron con el 14,4 y el 6,6 por ciento, respectivamente. América del Norte, y específicamente Estados Unidos, constituye la mayor parte de la financiación del sector público con 750 millones de euros (93%), mientras que la región europea quedó en segundo lugar con 51 millones de euros (6,4%).

La inversión del sector público de Estados Unidos se mantuvo sin cambios en 2018, aunque disminuyendo desde los 1.000 millones de dólares en 2010 (897 millones de euros). Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tuvo una notable disminución del 84 por ciento en la inversión, de 10 millones dólares (8,89 millones de euros) en 2017 a 1,5 millones de dólares (1,35 millones de euros) en 2018.

El Programa Militar de Investigación del VIH (MHRP, por sus siglas en inglés) y los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés) fueron los dos donantes públicos estadounidenses con aumentos del ocho por ciento (31,95 millones de euros) y del uno por ciento (646 millones de euros), respectivamente. Mientras que la inversión de Estados Unidos en PrEP y vacunas preventivas aumentó en un 91,7 por ciento y un 0,2 por ciento, respectivamente, se redujeron las contribuciones a todas las demás opciones de prevención.

La financiación del sector público europeo también se mantuvo prácticamente sin cambios, con un descenso del 0,7 por ciento con respecto a los niveles de 2017. Sin embargo, los responsables del trabajo señalan que este es el menor dinero aportado por Europa en más de una década. Excluyendo las vacunas preventivas, la inversión europea en todas las demás opciones de prevención aumentó en 2018.

Por su parte, los niveles de financiación filantrópica mundial no experimentaron cambios en 2018 y se mantuvieron en 164 millones de dólares (147 millones de euros), es decir, el 14,4 por ciento de la financiación total. La Fundación Bill y Melinda Gates sigue siendo el fondo más importante, aunque redujo ligeramente su contribución en un 0,3 por ciento, hasta alcanzar los 134,37 millones de euros. La mayor parte de las inversiones de la Fundación Gates se destinaron a vacunas preventivas (79 por ciento) y PrEP (14 por ciento).

En un informe publicado hace diez días, ONUSIDA criticó que se ha disminuido en unos 880 millones de euros la financiación para luchar contra el VIH a nivel general, situándose en 2018 en 16.000 millones de euros. "Los donantes han desembolsado menos y las inversiones nacionales no han crecido lo suficientemente rápido como para compensar la inflación. Por ello, instamos a nuestros socios a intensificar las acciones y aumentar la financiación", ha dicho el organismo.

Contador

Lo más leído